La LOGDIC como alternativa “al peor panorama de los medios desde el comienzo de la democracia”

Madrid, 15 de marzo de 2011 (texto y foto Antonio Peiró)

“Vivimos una etapa de reconocimiento de los derechos de información de la ciudadanía pero también se acumulan los ejemplos en los últimos años de agresiones muy lamentables a esos derechos”. Ha sido la primera afirmación en la presentación esta tarde en el Ateneo de Madrid del proyecto de Ley Orgánica de Garantías del Derecho a la Información de la Ciudadanía (LOGDIC) por parte de las organizaciones integrantes del Foro de Organizaciones de Periodistas (FOP), autoras del texto.

En la introducción, el presidente de la Sección de Información y Comunicación del Ateneo, Eliseo Sánchez Caro, ha ilustrado su afirmación con algunos de esos ejemplos como el tratamiento del caso Mari Luz en el programa de Tele5 de Ana Rosa Quintana; el del político autonómico que aseguró no necesitar ser propietario de un medio porque le bastaba ser el primer anunciante; el intento, hace unos años, de encarcelar a la oposición mediática (caso Sogecable); que en las campañas electorales la señal de televisión la suministren los propios partidos o la costumbre reciente de políticos que comparecen ante los periodistas sin aceptar preguntas. “Ejemplos que pervierten el derecho de la ciudadanía a la información, así como el hecho de que las empresas informativas actúan casi siempre en beneficio propio y no en función del derecho ciudadano”.

Maite Sánchez (CCOO) ha resaltado el consenso y el gran esfuerzo que ha supuesto este proyecto para las ocho organizaciones integrantes del FOP, un texto que ha sido explicado y entregado ya a todos los grupos parlamentarios “sin que ninguno haya expresado su oposición” y presentado con anterioridad en Santiago de Compostela, Sevilla y Barcelona. Para la representante de CCOO, la ley es necesaria “porque la autorregulación no funciona y los comités de redacción tampoco logran que se imponga desde el interior de las empresas”.

Mariano Rivero (UGT) ha calificado el panorama actual de los medios de comunicación como “el peor desde el comienzo de la democracia”, y ha abundado en los ejemplos (foto de Esperanza Aguirre en el hospital; publicar el historial clínico del vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba; los graves insultos a una exconsejera de la Generalitat de Cataluña o comparar la actuación de los sindicatos con la de ETA). “Frente a todo esto proponemos la corregulación, con consejos autonómicos y uno estatal, integrados por representantes de todas las partes”.

Para Manu Mediavilla (Federación de Sindicatos de Periodistas) “por mucho que se diga, no acabamos de creernos que pertenece a la ciudadanía el derecho a no recibir información adulterada”. El representante de esta federación ha repasado otros aspectos importantes que recoge el proyecto como la necesaria independencia del periodista hasta de la línea ideológica del medio, la generalización de los comités de redacción o la búsqueda del periodismo de calidad, “al margen del tipo de soporte”. Manu Mediavilla ha dichoque la corregulaciónpretendeevitartambién «en el panorama actual de basurodismo» que se acuda a los juzgados constantemente “porque las sentencias, años después de los hechos, no solucionan el problema”.

Presente entre el público, el catedrático Manuel Núñez Encabo (presidente de la Comisión de Quejas y Deontología de la FAPE) ha sido invitado a intervenir como ponente en su día del Código Europeo de Deontología del Periodismo del Consejo de Europa (Estrasburgo 1993). “Quiero expresar en primer lugar el encargo que me ha hecho la presidenta de la FAPE, Elsa González, de adherirse a la necesidad de una ley como la que aquí se demanda” ha señalado Núñez Encabo antes de repasar algunos de los aspectos que se recogen en la exposición de motivos del proyecto que “a título personal” ha dicho apoyar.

Deja un comentario