El Sindicato de Xornalistas de Galicia pide a la Xunta que apoye la creación de empleo digno en la concesión de emisoras digitales

Santiago de Compostela, 10 de agosto de 2005. (Comunicado de la Junta Ejecutiva del Sindicato de Xornalistas de Galicia).

La creación de puestos de trabajo dignos debe ser un factor determinante para la Xunta cuando escoja qué empresas operarán en las nuevas emisoras digitales de radio y televisión en Galicia. A través de este comunicado, el Sindicato de Xornalistas de Galicia (SXG) solicita a la coalición PSdG – BNG que fomente el trabajo digno en la próxima concesión de más de 130 emisoras locales. En ningún caso el Sindicato aceptaría que el lanzamiento de estos medios se realice a costa de hacer aún más precarias las pésimas condiciones laborales de los trabajadores de la comunicación en Galicia.

Lógicamente, en el caso de que la Xunta decida revisar la adjudicación que hizo el anterior Ejecutivo de dos canales de televisión digital autonómicas a la COPE y al Grupo Voz, el SXG también solicita que se aplique en esta hipotética revisión el criterio de fomento del empleo estable.

Sin estabilidad laboral no hay medios independientes

El SXG argumenta que, si el nuevo Gobierno quiere cumplir su promesa de apoyar la independencia de los medios, es imprescindible que fomente que los trabajadores de esas empresas tengan una mínima estabilidad laboral. Por eso, la concesión de las emisoras digitales constituye, en opinión del Sindicato, una oportunidad única para la Xunta de fomentar un periodismo independiente y profesional.

En la actualidad, la contratación de falsos autónomos, las jornadas abusivas y la explotación de estudiantes en prácticas son prácticas habituales en la mayoría de las empresas de la comunicación en Galicia. El aumento de estas formas de explotación laboral sería una de las consecuencias de que el nuevo Gobierno no aplicase el criterio de promoción de puestos de trabajo estables en la resolución de estas convocatorias.

Es necesario recordar que el SXG pidió en mayo al anterior Gobierno la retirada de estos concursos, porque consideraba insuficiente la puntuación que en los baremos de valoración se daba a la creación de puestos de trabajo. Además, la Xunta tampoco hizo la imprescindible diferenciación entre contratación estable y temporal.

Por ejemplo, en el caso del Decreto 81/2005 de Reglamento del régimen jurídico del servicio público de televisión digital, la creación de empleo recibió un máximo de sólo 15 puntos, sin especificar si los puestos de trabajo deberían corresponder a la plantilla de la empresa.

Es evidente que la precariedad de la profesión de periodista está perjudicando el derecho de los ciudadanos a recibir información completa y veraz, derecho recogido en la Constitución Española, por lo que es necesario que las administraciones se impliquen en la creación de unas condiciones laborales dignas en el sector de la comunicación.

Deja un comentario