“Vozpópuli” elimina del censo a tres candidatos a las elecciones sindicales

Esta empresa vulnera el convenio colectivo, tiene contratados a periodistas como auxiliares de redacción y actúa contra la libertad sindical

La empresa Vozpópuli Digital, editora del diario Vozpópuli, ha impedido que puedan presentarse a las elecciones sindicales tres trabajadores a los que había despedido después de conocer que las estaban organizando, pese a que la jurisprudencia establece que en esos casos tienen derecho a figurar en el censo electoral hasta que los tribunales resuelvan su demanda contra el despido.

2016-10-27-12_19_29-vozpopuli-_-el-valor-de-ser-libres-y-fiablesEn el momento de constituir la Mesa Electoral, los máximos responsables de la empresa entregaron al Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM), que ha convocado estas elecciones, y a otros sindicatos presentes en el acto, una relación de trabajadores en la que figuraban los tres despedidos. Fue expuesta en el tablón de anuncios, tal y como establecen las normas reguladoras de las elecciones sindicales.

Pero dos horas después la empresa entregó a la Mesa Electoral otro censo laboral, en el que ya no figuraban esos despedidos, que fue colocado en el tablón de anuncios en sustitución del primero.

El SPM impugnó ese segundo censo laboral, porque los tribunales han indicado que en esos casos los despedidos tienen derecho a figurar en el censo y a ser candidatos a las elecciones hasta que se resuelva la demanda. Pero la Mesa Electoral ha rechazado esa impugnación y ha acordado que se celebren hoy las elecciones sin esas tres personas en la candidatura.

Se trata de una nueva vulneración del derecho de libertad sindical, que se suma a las que ha llevado a cabo esta empresa desde que varios trabajadores iniciaron las gestiones con el SPM para convocar elecciones sindicales.

Esta empresa los despidió con el argumento de que iba a amortizar sus puestos de trabajo para ahorrar costes, pero en los días siguientes al despido contrató a otras personas para realizar las mismas tareas. Además, tiene a la tercera parte de los profesionales de su plantilla contratados con la categoría de auxiliares de redacción, pese a que realizan los trabajos propios de un redactor; incumple el Convenio Colectivo de Prensa Diaria, porque no abona lo establecido por nocturnidad ni días festivos, y lleva a cabo despidos con frecuencia sin negociar un expediente de regulación de empleo (solo en este año ha prescincido de 11 trabajadores).
 
El Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM) denuncia estas prácticas antisindicales y pondrá en marcha todas las acciones legales necesarias para que acaben. Actuaciones como las descritas son inaceptables en una sociedad democrática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*