Unidad Editorial propone mantener en 2012 las medidas de ahorro

El grupoUnidad Editorial, que integra a publicaciones como El Mundo, Marca, Expansión oTelva, entre otras, ha propuesto a los representantes de los trabajadores mantener durante el año 2012 las medidas de ahorro que las dos partes aprobaron en mayo de 2009 y que concluyeron el pasado 31 de diciembre. A este respecto, la direcciónhan argumentado que el ejercicio de 2011 terminó con pérdidas para la empresa.

La Comisión de Seguimiento del ERE –integrada por delegados sindicales del SPM-FeSP y de CCOO– ha contestado que primero deben restituirse las condiciones que tenían los trabajadores antes de aprobar las medidas de ahorro y que, a partir de ese momento, estará dispuesta a negociar las propuestas que plantee la dirección.

Esa Comisión ha enviado a los más de 2.000 trabajadores del grupo el siguiente comunicado:

La empresa propone prorrogar en 2012 las medidas deahorro.

La Comisión de Seguimiento del ERE concluyó su mandato el 31 de diciembre, cuando acabó la vigencia del plan de ahorro negociado. Pero como no pudimos reunirnos antes de fin de año por las vacaciones, hoy nos hemos visto con los representantes de la empresa.

La empresa nos ha propuesto prorrogar en 2012 las medidas de ahorro que nos aplican desde junio de 2009: mantener congelado el IPC, un euro menos en cada cheque de comida, cobrar una guardia fija de fin de semana, viajar con gastos justificados en vez de dietas y algunas más. La empresa alega que en un párrafo del ERE firmamos que todas esas condiciones se repondrán en el caso de que en 2011 se alcancen unos beneficios después de impuestos de al menos 15 millones de euros, y no se va a llegar porque habrá pérdidas.

Nosotros les hemos dicho que durante toda la negociación hablamos de mantener congelado el IPC en 2012 si no se alcanzaba ese beneficio, pero que volveríamos a la situación anterior en los cheques de comida, guardias de fin de semana y dietas. La noche del 11 de mayo de 2009, tras muchas horas de negociación y numerosas correcciones en el acuerdo final del ERE, firmamos un acuerdo en el que consta ese párrafo, pero hemos dicho a la empresa que durante todas las negociaciones tanto ellos como nosotros hablamos siempre de mantener congelado únicamente el IPC en 2012, en el caso de que no se alcanzaran esos beneficios. Esto es lo que os dijimos en su día, en asambleas y comunicados, porque fue lo que hablamos siempre.

Les hemos dicho que no es la primera vez que la empresa se aferra a la manera en que está redactado algún párrafo del acta final para actuar de manera contraria a lo que habíamos hablado, lo que consideramos mala fe por su parte y exceso de confianza por la nuestra.

Ante la propuesta de la empresa, nosotros les hemos dicho:

.- Que repongan el euro del cheque de comida, la guardia de fin de semana y viajar con dietas.

2º.– Que, en cuanto adopten esas medidas, estamos dispuestos a negociar, como lo hemos estado siempre, las nuevas propuestas que nos planteen, que trasladaríamos a toda la plantilla.

Los representantes de los trabajadores en la Comisión de Seguimiento del ERE hemos acordado estudiar las posibilidades de denunciar legalmente la actitud de la empresa, porque consideramos que, con independencia de la literalidad del acuerdo final, ha actuado con mala fe. No se entiende, ni tiene ninguna lógica, que las 11 personas que negociamos en representación de los trabajadores más otras tres que asistieron para asesorarnos entendiéramos de una manera esa parte del acuerdo y la empresa lo entendiera de otras totalmente contraria.

Madrid, 13 de enero de 2012.

Comisión de Seguimiento del ERE”.

Deja un comentario