Un juzgado de Madrid admite a trámite una demanda de editores por ‘press-clipping’

Madrid, 1 de junio de 2007. (Noticia transmitida por Europa Press).

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid ha admitido a trámite la demanda de un total de 57 empresas editoras, titulares de 82 diarios, contra RGR (Rodalca, S.L.), empresa dedicada al press-clipping a la que acusan de distribuir comercialmente contenidos de periódicos sin tener autorización para ello.

Según los demandantes, la actividad de estas empresas vulnera la Ley sobre Propiedad Intelectual, a lo que suman la acusación de competencia desleal. Junto a la demanda, los editores han presentado un estudio elaborado por la empresa demoscópica Ipsos Media, según el cual más de seis millones de personas leen habitualmente recortes de prensa, lo que hace que las empresas españolas de más de 200 trabajadores compren 110.000 periódicos menos cada día, un 2,6% de la difusión nacional estimada diaria.

Según el despacho de abogados Cremades & Calvo-Sotelo, la Ley sobre Propiedad Intelectual, que entró en vigor el pasado julio, «ha ratificado la protección de los contenidos de la prensa, ya que considera a los editores de cada periódico como legítimos propietarios de las informaciones contenidas en él». Además, argumentan, «les dota legalmente de la potestad de autorizar o rechazar cualquier reproducción comercial de esos contenidos».

Con esta normativa, aseguran, los editores de prensa pueden oponerse y deben autorizar la reproducción comercial de sus contenidos, según informa en un comunicado la Asociación de Editores de Diarios de Españoles (AEDE). Por ello, apuntan que estas empresas «deben alcanzar acuerdos con los periódicos para reproducir los contenidos de éstos». «Si mantienen su labor sin esa autorización, como hace la empresa ahora demandada, están vulnerando la legislación vigente», lo que ha motivado la presente demanda interpuesta por distintos editores.

En su artículo 32.1, la Ley de propiedad Intelectual declara que «cuando se realicen recopilaciones de artículos periodísticos que consistan básicamente en su mera reproducción y dicha actividad se realice con fines comerciales, el autor que no se haya opuesto expresamente tendrá derecho a percibir una remuneración equitativa. En caso de oposición expresa del autor, dicha actividad no se entenderá amparada por este límite».

Deja un comentario