TV Canaria, ‘sinergia público-privada’ contra los trabajadores

Madrid, 25 de mayo de 2007. (Comunicado de la Junta Ejecutiva de la Federación de Sindicatos de Periodistas).

La intransigente y autoritaria respuesta de los responsables, privados y públicos, de la Televisión Canaria a la elemental reivindicación de los trabajadores de acabar con su importante diferencia salarial (cobran un 30% menos que los de otras cadenas autonómicas), está emponzoñando un conflicto laboral que podía y debía haberse resuelto en la mesa de negociación. Es justo lo que, ante los oídos sordos empresariales, siguen reclamando los empleados tras cinco exitosas jornadas de huelga y un doble encierro pacífico en los platós de Gran Canaria y Tenerife, éste ya concluido con un desalojo policial.

Para la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), el conflicto de la TV Canaria es un lamentable ejemplo de la “sinergia público-privada” mal entendida, al servicio del Gobierno de turno y en contra de los trabajadores. La cerrazón de los directivos de la productora Sociedad Canaria de Televisión Regional (Socater), empresa participada por el Grupo Prisa que se encarga de los Servicios Informativos de la cadena autonómica, ha llevado a un callejón sin salida la negociación del convenio colectivo. Y la condescendencia y complicidad del Ente Público RTV Canaria con esa compañía concesionaria ha hecho el resto. Según denuncias sindicales, su director general Daniel Cerdán se ha preocupado más de levantar un “muro de silencio” en los medios sobre el conflicto, que de mediar entre las partes para ponerle fin y garantizar el derecho a la información de la población isleña.

Ante esta situación, que la empresa y las autoridades regionales han dejado “pudrir” hasta las mismas vísperas electorales, la FeSP hace un llamamiento a Prisa y/o a los candidatos autonómicos para que:

1.Se reanuden de inmediato las negociaciones sobre el convenio colectivo.

2.Socater presente una propuesta “seria” que permita desbloquear el diálogo interrumpido.

3.La compañía privada y el Ente Público asuman un compromiso firme y explícito para recortar progresivamente la diferencia salarial de la plantilla de la TV Canaria respecto a otras cadenas públicas de ámbito regional.

Las claves del conflicto

  • Los sueldos de los trabajadores y trabajadoras de la Televisión Canaria están un 30% por debajo de la media de sus colegas de otras cadenas autonómicas.
  • Los sindicatos piden recortar esa diferencia en 9 puntos en tres años. A ese ritmo, y sin contar posibles subidas en otras cadenas, la equiparación tardaría diez años.
  • La empresa sólo ofrece acortar la desventaja en un punto anual, lo que exigiría al menos 30 años para igualar los salarios.
  • Los trabajadores de la TV Canaria reclaman la reducción del empleo precario que, “sin causa objetiva”, mantiene a medio centenar de compañeros con contratos eventuales.
  • También demandan una semana laboral de 38 horas y mejores condiciones de trabajo.

Deja un comentario