Torre Cervigón defiende las líneas básicas del proyecto de Estatuto del Periodista

Madrid, 5 de octubre de 2005. (SPM y EP).

El ex secretario general de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE), José María Torre Cervigón, ha defendido este miércoles las líneas fundamentales del Proyecto de Ley de Estatuto del Periodista Profesional (EPP) que se tramita en el Congreso, incluido un Código Ético «que sea exigible a los profesionales» ante un organismo independiente. La comparecencia del también catedrático de Ciencia de la Comunicación tiene especial relevancia porque representó a la FAPE en la elaboración consensuada, por parte del unitario Foro de Organizaciones de Periodistas (FOP), del borrador que después sería asumido por IU-ICV para su Proposición de Ley y que fue admitido a trámite con la única oposición del Partido Popular.

Al abrir las comparecencias sobre el EPP ante la Comisión Constitucional de la Cámara Baja, Torre Cervigón consideró que el Estatuto Profesional es «imprescindible», porque «los periodistas son muchos, son jóvenes recién licenciados y tienen trabajos en precario y sin cobertura legal alguna, y necesitan saber cuáles son sus derechos y sus deberes». El ex dirigente de la FAPE es el primero de una lista de más de cuarenta representantes de organizaciones de periodistas y profesionales de diversos medios, seleccionados por el Parlamento para que aporten sus ideas con vistas a la elaboración del texto definitivo de la futura Ley de Estatuto del Periodista Profesional.

El texto final, subrayó Torre Cervigón, debe recoger, entre otras cosas, la existencia de una acreditación que distinga al periodista en ejercicio; «que haya un derecho efectivo y real al ejercicio de la cláusula de conciencia» –ya recogido en una Ley–; que se reconozca el derecho de acceso a las fuentes, «especialmente a las institucionales»-; y que se consoliden los derechos de autor y el derecho a crear Consejos de Redacción.

El catedrático aclaró que respecto a las ideas clave «parece que hay consenso y que no las discute nadie», y subrayó que tampoco ha habido oposición a estas reivindicaciones en la Comisión. «Evidentemente –añadió–, este Estatuto está hecho por los periodistas, y quienes hacen las leyes son los políticos, y no cabe duda de que ellos deciden si esto va aquí o de esta manera, por lo que, aunque los derechos de los periodistas son claros, hace falta que los parlamentarios acuerden su redacción».

El ex secretario general de la FAPE apuntó, por último, la necesidad de un doble consenso, no sólo en el arco parlamentario, sino entre los periodistas y las empresas propietarias de los medios, aunque consideró que este último » es incluso más difícil».

Deja un comentario