Sorprendente propuesta de Unidad Editorial a los Comités de Empresa

El Grupo Unidad Editorial pretende reducir otro 10% más los sueldos, no vincular los incrementos salariales futuros al IPC sino a los ingresos y fijar salarios entre un 20% y un 30% inferiores para las nuevas contrataciones

Los Comités de Empresa y delegados sindicales del Grupo Unidad Editorial se han visto sorprendidos por la propuesta que les ha presentado la compañía en la primera reunión que han celebrado, el lunes 24 de febrero, para negociar un convenio colectivo para todo el grupo.

La empresa debía presentarles una plataforma del nuevo convenio colectivo, que se aplicará a toda la plantilla del grupo porque en mayo próximo se fusionarán en una sola empresa las de El Mundo, Marca, Expansión, Unidad Editorial Corporativo y la Sociedad de Revistas, que ahora son sociedades distintas. Según un comunicado de los representantes de los trabajadores en la Comisión Negociadora, en vez de entregarles ese documento la empresa les dio una propuesta para negociar en un mes de plazo una nueva rebaja salarial del 10% a la plantilla actual, modfiicar el actual sistema salarial y establecer unas retribuciones entre un 20% y un 30% inferiores a las actuales para las contrataciones que se produzcan en el futuro.

El Grupo Unidad Editorial propone que, a partir de este nuevo convenio, los salarios no se revaloricen con el Índice de Precios al Consumo (IPC), comno se hace siempre en todas las empresas de España, sino con una nueva fórmula que consiste en establecer un salario fiojo y una parte variable, ésta última dependiendo de los ingresos que obtenga la compañía.

Imagen de la redacción de El Mundo que aparece en la web de www.unidadeditorial.com

Imagen de la redacción de El Mundo que aparece en la web de www.unidadeditorial.com

Todos los representantes de los trabajadores en la Comisión Negociadora -casi en su totalidad de candidaturas de CCOO y de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP)- se han mostrado en contra de esa propuesta, han anunciado que no aceptarán modificar el sistema actual de retribuciones salariales y van a elaborar su plataforma para negociar el convenio colectivo, tal y como habían acordado con la empresa cuando negociaron los anteriores recortes salariales puntuales que la compaía aplicó entre los meses de septiembre y diciembre de 2013.

La empresa, por su parte, ha enviado un comunicado a la plantilla del Grupo -algo más de 1.400 personas, frente a las 2.200 que la integraban en 2008- en el que indica que su prouesta “implica un profundo cambio organizativo y estructural, con el objeto de lograr la viabilidad y sostenibilidad de nuestro nuevo modelo de negocio en un mercado mucho más exigente y muy distinto a lo que ha sido en el pasado”.

El futuro de la compañía necesita una transformación en todos sus componentes de negocio: producto, tecnología, clientes, mercado, y por supuesto organización, tanto en su coste como en la manera de ordenar su actividad laboral, y con especial foco en los nuevos perfiles profesionales”, añade el comunicado.

Deja un comentario