Servimedia insiste en su política laboral arbitraria y tiene que aceptar la improcedencia de otro despido

Madrid, 31 de marzo de 2003.

La agencia Servimedia insiste en sus prácticas antisindicales y en su política laboral arbitraria, que ha tenido como última víctima a una afiliada al Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM), despedida tras rechazar las presiones de la dirección para rebajar su sueldo. La empresa de la ONCE ha reconocido finalmente la improcedencia de la extinción laboral.

La periodista –cuya profesionalidad se ha visto avalada por el hecho de haber encontrado ya nuevo empleo– trabajaba para Servimedia desde 1996 y fue la impulsora y primera responsable del Departamento de Comunicación. El SPM rechaza la decisión empresarial de prescindir de una de sus empleadas con mayor experiencia por una supuesta “progresiva falta de entendimiento”, como reza en su carta de despido, más que por motivos verdaderamente profesionales.

El Sindicato de Periodistas de Madrid denuncia también la preocupante actitud de la empresa, cuya dirección propuso a nuestra afiliada –con categoría de jefa de Sección— una rebaja de sueldo y condiciones de contrato con el argumento de que no tenía trabajo para ella.

Además de que esta afirmación es discutible, al haberse producido recientemente nuevas incorporaciones al Departamento de Comunicación, el SPM considera inaceptable que la dirección pretenda trasladar a los propios empleados su responsabilidad de dar trabajo a la plantilla. En este sentido, recordamos que tanto las categorías como los sueldos de los trabajadores están protegidos por ley.

Este despido resulta aún más paradójico en plena negociación del convenio colectivo de Servimedia, en el que la empresa de la ONCE pretende abaratar los sueldos de los nuevos trabajadores, aunque asegura que mantendrá los derechos adquiridos de los antiguos. El patente incumplimiento de su compromiso en este caso abre serias dudas sobre su actitud en el futuro.

Deja un comentario