Se esconde en EE.UU. el coronel salvadoreño que organizó en 1982 el asesinato de cuatro periodistas holandeses

1 de octubre de 2018

Los asesores militares de Estados Unidos sabían que el ejército de El Salvador preparaba la emboscada en la que asesinaron a cuatro periodistas del canal IKON de la televisión holandesa durante la guerra contrainsurgente financiada por Washington. 

El ataque se realizó el 17 de marzo de 1982 cuando los periodistas se dirigían desde San Salvador a Chalatenango para informar sobre las operaciones militares de carácter terrorista contra comunidades campesinas.

Según la Comisión de la Verdad (1993), el responsable de la orden de eliminación de los holandeses es el coronel Mario Reyes Mena, ahora refugiado en Estados Unidos. Lo ha localizado el programa Zembla, de la televisión pública holandesa, que en su documental A sangre fría” incluye un testimonio que asegura que el coronel salvadoreño les contó a los asesores estadounidenses que estaba preparando el atentado.

Acusado por este crimen de guerra, Mario Reyes Mena puede ser deportado a El Salvador o solicitado en extradición por el Gobierno de Holanda. 

Es el cuarto caso después de las deportaciones en 2015 y 2016 de los generales Eugenio Vides Casanova y José Guillermo García por crímenes similares y de la extradición en 2017 del coronel Inocente Orlando Montano para ser juzgado en la Audiencia Nacional de España por la matanza de los jesuitas asesinados en la Universidad Centroamericana de San Salvador el 16 de noviembre de 1989.

Deja un comentario