Sale de Colombia por amenazas el periodista del ‘New York Times’ que denunció operaciones criminales del ejército

20 de mayo de 2019

El New York Times publicó en su primera plana la denuncia titulada «Las órdenes de matar ponen en riesgo a civiles inocentes», en la que revelaba las órdenes por escrito del general Nicacio Martínez, comandante del Ejército de Colombia, para que sus tropas dupliquen las muertes como resultado de sus operaciones.

Martínez confirmó al NYT que lo había ordenado y lo justificó “porque Colombia sigue amenazada por grupos guerrilleros, paramilitares y organizaciones criminales”. El autor de la información publicada por el diario estadounidense, su corresponsal Nicholas Casey, decidió salir de Colombia al ser acusado de actuar contra las Fuerzas Armadas. “Me voy de Colombia –ha dicho Casey– por las acusaciones falsas que amenazan mi seguridad como periodista”.

La Fundación para la Libertad de Prensa, organización independiente colombiana, considera que “las acusaciones injustas contra periodistas para desacreditar su trabajo pueden ser muy peligrosas como justificación de agresiones”.

El NYT asegura que su información es “precisa e imparcial” y se basa en documentos militares y en declaraciones de varios oficiales, realizadas bajo condición de anonimato por el temor de represalias.

Los comandantes contactados por el NYT han revelado que les ordenaron “hacer lo que sea” para duplicar la cantidad de muertes en sus operaciones, aunque tengan que aliarse con grupos narcoparamilitares o pongan en riesgo a  civiles inocentes.

Estos oficiales reconocen que se han producido “muertes sospechosas” y que “hemos vuelto a hacer lo que hacíamos antes con los falsos positivos”. Según las investigaciones de la ONU, entre 2002 y 2008, durante la doble presidencia de Álvaro Uribe, fueron asesinados por el ejército y los narcoparamilitares cinco mil jóvenes desempleados que las fuerzas militares dijeron que eran guerrilleros muertos en combate.

Hace seis meses, el presidente Iván Duque cambió a los principales comandantes del Ejército, recuperando a supuestos implicados en los falsos positivos, entre ellos el general Martínez, investigado por veinte ejecuciones extrajudiciales atribuidas a las tropas bajo su mando durante la presidencia de Uribe.

Deja un comentario