Recomendaciones a los y las periodistas para informar sobre las conductas suicidas

La FeSP, la FAPE, la Asociación de Supervivientes y otras organizaciones han trabajado con el Ministerio de Sanidad para elaborar un manual y un decálogo con recomendaciones sobre qué hacer y qué no hacer en los medios

El Ministerio de Sanidad, con la colaboración de varias organizaciones de periodistas -entre ellas, la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), a la que pertenece el SPM-, de la salud y otros profesionales, ha elaborado un manual con recomendaciones para el tratamiento del suicidio en los medios de comunicación y cómo pueden contribuir a su prevención. También han preparado un decálogo con recomendaciones sobre lo que se debe hacer o no al informar de esas conductas, siguiendo los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los especialistas.

La anterior ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, convocó a distintas organizaciones para ver cómo se puede mejorar el tratamiento de las conductas suicidas en los medios de comunicación. Se constituyó un grupo de trabajo, que ha continuado con el nuevo titular del Ministerio, Salvador Illa, integrado por la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Red de Colegios Profesionales de Periodistas, Asociación Nacional de Informadores de Salud (ANIS), Confederación Salud Mental España, Después del Suicidio-Asociación de Supervivientes, Policía Nacional y Asociación Internacional de Estudios de Bomberos.

En España fallecen más de 10 personas al día por término medio, más del doble de las víctimas por accidentes de tráfico. En 2018 la tasa fue de 7,6 por cada 100.000 habitantes, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), una de las más bajas de Europa (13,9 por cada 100.000 habitantes al año) pero la primera causa de muerte por motivos externos, con 3.539 fallecimientos al año. En todo el mundo, cerca de 800.000 personas se quitan la vida cada año y otras muchas lo intentan, según la OMS.

Los medios de comunicación han optado en el pasado por no informar de los suicidios, porque continúa siendo un tema tabú en la sociedad y por miedo al efecto contagio. Pero los especialistas recomiendan romper ese tabú, porque dificulta su prevención y añade sufrimiento a los familiares y allegados. Lo mejor, según la OMS, es informar de manera adecuada, exacta y útil para ayudar a prevenir la pérdida de vidas.

«Sensibilizar y facilitar información sobre el suicidio en los medios de comunicación, si se hace de forma adecuada y según unos principios y recomendaciones internacionalmente aceptados, ha demostrado ser una manera efectiva para la prevención de las conductas suicidas», ha indicado el Ministerio de Sanidad..

El grupo de trabajo, tras revisar las principales recomendaciones sobre esta materia, ha elaborado un manual de apoyo a los y las periodistas y un decálogo en los que incluye, entre otras, las siguientes recomendaciones.

  • Informar sí, pero con responsabilidad.
  • Alejarse del sensacionalismo.
  • Cuidar el lenguaje.
  • Cuantos menos detalles, mejor.
  • Aportar datos y testimonios fiables.
  • No simplificar una realidad compleja.
  • Desmentir mitos y falsas creencias.
  • ¡Cuidado con las redes sociales!
  • Informar con un enfoque positivo.
  • Ofrecer información de ayuda.

Ver manual de recomendaciones y decálogo aquí: https://www.mscbs.gob.es/profesionales/excelencia/home.htm

 

Deja un comentario