¿Por qué no me lo cuenta una mujer?

José Manuel Martín Medem / Secretario de Medios Públicos del SPM

6 de marzo de 2019

Las y los que siguieron a través de GOL el segundo partido de la semifinal de la Copa que enfrentó al Valencia con el Betis, pudieron comprobar que la calidad de la voz y del relato de la compañera colocada al borde del campo de Mestalla era considerablemente mejor que la del narrador principal y la de los dos comentaristas. Pero las periodistas permanecen marginadas en el reparto de los micrófonos para las retransmisiones.

En el fútbol impera el machismo, que es el jugador número trece, y en general sucede lo mismo en casi todo el periodismo deportivo. A las chicas les encargan como mucho las entrevistas en el descanso o al final y el acompañamiento desde la banda durante los partidos.

A pesar de los buenos resultados de la selección nacional de las mujeres y del constante aumento del público en su Liga, la narración principal, tanto en la televisión como en la radio, es solo cosa de hombres. A veces aparece alguna invitada en las rancias tertulias del pugilato de los gritos, pero les hacen poco caso y les racionan la palabra.

Escuchando a los caballeros de las ondas, que repiten sin rubor los “veremos a ver” y los “habían dos en fuera de juego”, la conclusión es que hace falta otro relato. ¿Por qué impiden que me lo cuente una mujer?

Deja un comentario