Periodismo herido, democracia debilitada

Agustín Yanel pide que la ciudadanía exija su derecho constitucional a la información y reclame una regulación por ley de la profesión

En un artículo titulado “Periodismo herido, democracia debilitada”, publicado en el digital www.encastillalamancha.es , el secretario general de la FeSP, Agustín Yanel, afirma que el periodismo “atraviesa por uno de sus peores momentos”.

Como ejemplos de ese mal momento, cita la manipulación en los espacios informativos de TVE y de algunas televisiones autonómicas; que no se respetan los horarios infantiles protegidos en algunas cadenas; el incumplimiento de las normas legales por parte de los gobiernos, al autorizar concentraciones de medios por intereses partidistas, y sobrepasar los minutos de publicidad previstos en la ley en cadenas privadas.

Imagen de una rueda de prensa © AG

Imagen de una rueda de prensa © AG

Como ejemplo de mala práctica profesional, Yanel cita la difusión en medios de todo el mundo, sin hacer ninguna comprobación de su certeza sino simplemente copiandola de internet, la supuesta noticia de que en un colegio belga utilizaban un pequeño “drone” (avión sin tripular) para vigilar que los alumnos no copiaran en los exámenes. Finalmente resultó ser falsa, porque era una broma de los alumnos que elaboraron el aparato y un vídeo y lo colgaron en la Red.

Ésta es otra prueba más de que el periodismo actual está seriamente herido, y no únicamente en España. Con el auge de Internet, uno de los grandes inventos de la Humanidad, hay informadores que tiran por la calle del medio, se fían de lo que ven en la Red y lo difunden sin realizar previamente la mínima comprobación de su veracidad, olvidándose de que una de las reglas de oro de esta profesión es que antes de divulgar una noticia hay que comprobar que es cierta. Y, pese a hacerlo, hay ocasiones en que nos equivocamos”, escribe Yanel.

“Los periodistas, como depositarios que somos del derecho constitucional a la información que tiene la ciudadanía, que no es nuestro, estamos obligados a contrastar las noticias. Y a ejercer con honestidad, diligencia y de la mejor manera nuestra profesión, ya sea en periódicos en papel, en Internet, en radio, televisión, páginas webs o en cualquier otro soporte” añade en el artículo.

Los ciudadanos, que son los auténticos dueños de ese derecho fundamental garantizado por la Constitución, tienen que exigir que eso se cumpla como se merecen. Tienen que exigirlo a los periodistas, pero también al Gobierno y al Parlamento para que regulen por ley, de una vez por todas ,una profesión que, en contra de lo que ocurre en los países de la Unión Europea y en otros muchos de todo el mundo, en España no está sometida a ninguna norma. Hay quien todavía opina que, como ocurría en tiempos de la Dictadura, la mejor ley de prensa es la que no existe. En aquellos años de censura y de férreo control gubernamental de la información, cuando decir algo molesto te podía llevar a la cárcel, sí era así; en un sistema democrático, no. Está sobradamente demostrado y no llevarlo a la práctica es un grave error”, concluye el secretario general de la FeSP.

Artículo completo en: http://www.encastillalamancha.es/noticia/35503/wwwencastillalamanchaes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*