Nuevo ataque a la información en Marruecos

Madrid, 12 de noviembre de 2010 (información de la FeSP, foto Antonio Peiró)

Los tres periodistas de la Cadena Ser que se encuentran detenidos en El Aaiún -Àngels Barceló, Nicolás Castellano y Ángel Cabrera- han sido trasladados esta mañana al aeropuerto de la ciudad para ser embarcados en el primer vuelo disponible hacia Las Palmas de Gran Canaria.

Los tres periodistas han sido expulsados del Sáhara Occidental, aunque ninguno de ellos haya accedido a firmar la orden de expulsión que se les imponía. Las autoridades marroquíes los detuvieron porque consideran que estos periodistas son un peligro para el orden público.

Después de pasar seis horas retenidos en la comisaría, Nicolás Castellano ha denunciado, en una conexión telefónica con la emisora para la que trabaja, que han recibido un trato vejatorio de las autoridades marroquíes mientras eran trasladados al aeródromo y que no les han permitido hablar con el diplomático español que acudió para asistirles cuando aún se encontraba en el centro de detención.

La periodista del programa ‘Hora 25’ Àngels Barceló dijo al respecto que «nos acusan de entrar ilegalmente, atentar contra el orden público y la seguridad nacional del país y nosotros sólo hemos venido a informar». «Aquí informar no es legal», ha concluido.

Consultado por distintos medios, el secretario de comunicación de la FeSP y secretario general del Sindicato de Periodistas de Madrid, Agustín Yanel, ha declarado que «desde la FeSP manifestamos todo nuestro apoyo a los compañeros expulsados por intentar hacer su trabajo y deploramos la actuación de las autoridades marroquíes. Nos reiteramos en lo exigido por la FIP, que se ponga fin a estas actitudes que van contra el derecho a la información y solicitando que sean llevados a la justicia los autores de otras tantas agresiones que se vienen produciendo en la zona».

En declaraciones que recoge la agencia SERVIMEDIA, Yanel ha lamentado que el régimen de Rabat «esté impidiendo a estos profesionales realizar su labor, como lo viene haciendo con otros informadores» que quieren entrar en el Sáhara. «Un país que pretende ser democrático y que quiere intensificar sus relaciones comerciales y políticas con la UE, no puede pisotear la libertad de información, como hace sistemáticamente el reino alauí para impedir que el mundo entero conozca la gravedad de su agresión al pueblo saharaui». La FeSP pide al Gobierno español que intensifique sus esfuerzos ante Marruecos «para impedir que se repitan estas agresiones al derecho que tiene la ciudadanía a recibir información veraz, y que denuncie este atropello ante las instituciones de la Unión Europea. Lamentamos que ningún representante del Ejecutivo español haya acudido a ver personalmente a estos periodistas», ha señalado Yanel.

Deja un comentario