No tener un Consejo Audiovisual Estatal es «una anomalía en Europa»

La expresidenta del Consejo Audiovisual de Andalucía dice que todavía hay canales públicos en los que el alcalde o su Gobierno ocupan casi todo el tiempo y la oposición solo el 9%

19 de agosto de 2019

Imagen de Andrés Rodríguez para Pixabay

La expresidenta del Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), Emelina Fernández, considera que no haber creado en España un Consejo Audiovisual de ámbito estatal es «una anomalía en Europa». En una entrevista en el diario El País [https://elpais.com/cultura/2019/08/14/television/1565804482_550149.html] declara a la periodista Rosario G. Gómez que confía en que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, impulse la creación de ese organismo.

«Es una asignatura pendiente y es obvio que la falta de este organismo aleja a España del resto de los países europeos. En 1995 se aprobó en el Senado por unanimidad su puesta en marcha; en 2000, el Consejo de Europa dictó recomendaciones para que se constituyera; en 2014, el informe del comité de sabios para la reforma de RTVE invitó a su creación; en 2010, la Ley Audiovisual lo contemplaba, y el punto 50 del Pacto de Estado contra la Violencia de Género lo lleva de manera clarísima. Tengo la esperanza de que la vicepresidenta Carmen Calvo impulse el consejo audiovisual estatal y España deje ser una anomalía en Europa», ha manifestado.

Emelina Fernández, jurista y profesora en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga, afirma que la vigilancia que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) lleva a cabo sobre el sector audiovisual «no es suficiente», porque «ese organismo está más pendiente de otros sectores, como la energía o el transporte, que de la televisión. La democracia tiene una relación directa con la calidad de los medios de comunicación y su peso en la educación, la cultura, el entretenimiento y la información».

Uno de los aspectos sobre los que ha trabajado el CAA, durante los ocho años que ella ha estado al frente de ese organismo, ha sido el de la falta de pluralismo en los medios audiovisuales públicos en Andalucía. «Cuando llegamos, había cadenas en las que el equipo de Gobierno o el alcalde de turno copaba absolutamente la emisión, con porcentajes del tiempo de palabra que llegaba al 97%. La oposición no existía. Se ha producido una evolución importante, pese a que en algunos Ayuntamientos sigue habiendo canales monocolores, donde la oposición apenas tiene el 9% de la palabra, pero son los menos», ha explicado.

Se siente especialmente satisfecha por las recomendaciones que el CAA ha hecho sobre el tratamiento que lo medios de comunicación deben dar a la información sobre violencia de género y los sucesos. Para el primer caso, elaboraron una guía que Emelina Fernández define como «un documento simple, claro y escueto que ha tenido mucho éxito. Son pautas que no siempre se cumplen, sobre todo en las televisiones que no son de nuestra competencia. Estas informaciones ocupaban un espacio correcto en la escaleta, pero a veces no se daban de forma rigurosa. A menudo se han propagado noticias sin fundamento y no se ha contrastado la información con fuentes autorizadas».

«En cuanto a los sucesos, las coberturas más tremendas han sido las relacionadas con niños. El despliegue sobre el rescate de Julen fue una paranoia, pero no se vulneraron tantos principios como en el caso de Gabriel. Lo que hicieron algunos programas, criminalizando a uno de los sospechosos en el primer momento, fue brutal», ha indicado.

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) -de la que forma parte el Sindicato de Periodistas de Madrid (SM)- siempre ha reclamado la creación de un Consejo Estatal Audiovisual, y ésta es una de las propuestas que envió a los candidatos de los partidos políticos en las elecciones generales del pasado 28 de abril.

Deja un comentario