Más despidos en la Cadena Ser

Aunque la plantilla aceptó en marzo recortes salariales para evitar otro ERE, Prisa Radio ha despedido a 75 personas este año. Como protesta, no firmarán las noticias

La Cadena Ser despidió ayer a seis personas en Madrid, la mayoría periodistas, alegando «razones organizativas», con una indemnización de 20 día por cada año trabajado hasta un máximo de 12 mensualidades, tal y como establece la legislación tras la reforma laboral. Una de ellas es Cristina López Benedicto, una reconocida profesional del área de internacional que trabajaba desde hace más de 20 años en la empresa y que desde hace unos meses era la productora del informativo «Hora 14».

En lo que va de año, el grupo Prisa Radio ha despedido a 68 trabajadores de manera individual, además de los siete de ahora, con lo que ha prescindido de 75 personas sin plantear un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

También han sido despedidos una secretaria de dirección, una periodista del departamento de Comunicación, una trabajadora encargada de las visitas de grupos a la empresa y, recientemente, un redactor de Radio Barcelona. Otras dos personas de la redacción de Madrid van a ser despedidas, pero no se les ha comunicado porque ayer no trabajaban. Recientemente fue despedido un redactor de Radio Barcelona. En todos los casos el procedimiento llamar a cada persona desde el departamento de Recursos Humanos y entregarle la carta de despido.

En lo que va de año, el grupo Prisa Radio ha despedido a 68 trabajadores de manera individual, además de los siete de ahora, con lo que ha prescindido de 75 personas sin plantear un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Los trabajadores han celebrado una asamblea en Madrid, en la que han acordado: no firmar las informaciones que difundan por la radio o publiquen en la página web; solicitar por escrito el horario de cada trabajador, para cumplirlo, y reclamar la readmisión de los despidos que han sido declarados improcedentes. También han acordado la posibilidad de llevar a cabo otras medidas de presión, entre ellas una huelga, si la empresa no atiende esas peticiones.

El pasado mes de marzo, ante el anuncio de 300 despidos, el 52,8% de la plantilla aceptó un convenio colectivo que establece recortes salariales de entre el 3% y el 6,5% para los salarios superiores a 21,000 euros anuales; la renuncia a cobrar los atrasos correspondientes al incremento del IPC de los últimos años, a pesar de que existe una sentencia favorable a los trabajadores, y la congelación de la antigüedad, los ascensos y los incrementos salariales que correspondieran a estos últimos casos.

El 39,7% votó en contra de ese acuerdo porque la empresa no garantizó los puestos de trabajo y se limitó a indicar que «no es voluntad» del grupo Prisa Radio aplicar un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE). Pese a ese acuerdo, según explican algunos trabajadores, la sociedad está llevando a cabo desde entonces despidos individuales sin informar al Comité de Empresa, por lo que no saben con exactitud cuántos despidos ha habido desde la aprobación del convenio colectivo último.

Deja un comentario