Manifiesto de 157 profesionales en el VI Encuentro Internacional de Periodistas con Visión de Género en Barcelona

  • Exigen dar voz a las mujeres, reflejar su diversidad y representarlas informativamente sin estereotipos ni discriminaciones, especialmente a las indígenas y migrantes
  • Abogan por un ‘sello con calidad de género’ para empresas informativas y gabinetes de prensa públicos, y por incentivar la participación sindical femenina para combatir la precariedad

ConcentraciónBarcelona, 17 de abril de 2016.

El VI Encuentro de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG) ha reunido en Barcelona del 15 al 17 de abril a 157 profesionales de la comunicación de 27 países y cuatro continentes. Su trabajo, precedido los días 14 y 15 por dos reuniones paralelas de la Red Mediterránea y de GAMAG-Europe, ha concluido con un Manifiesto con los siguientes puntos:

  • Constatamos la discriminación y las violencias que sufren las periodistas y comunicadoras en el mundo.
  • Reclamamos una representación no estereotipada de las mujeres en los contenidos informativos, dando voz a las mujeres y reflejando toda su diversidad.
  • Frente al incumplimiento del apartado J de los Acuerdos de Beijing, solicitamos la creación de programas feministas y en defensa de los derechos de las mujeres en los medios, especialmente públicos, tal y como sucede con otros países de la Red, como es el caso de la televisión pública colombiana.
  • Pedimos que se combata el tratamiento estereotipado, discriminatorio y racista que se suele dar en la realidad y en la diversidad de las mujeres indígenas y migrantes. Hay que desmontar todo lo que desvaloriza la aportación histórica, la realidad plural y la lucha de las mujeres indígenas y migrantes.
  • Manifestamos nuestro rechazo a las guerras que fuerzan el desplazamiento de personas que buscan refugio y reclamamos la apertura de fronteras, ya que emigrar es un derecho humano reconocido.
  • Exigimos una mayor cobertura informativa de la situación de las mujeres refugiadas que las muestre como protagonistas y visibilice las violencias a las que se ven sometidas. La casi nula comunicación de las instituciones europeas sobre la situación de las refugiadas significa una información sesgada.
  • Denunciamos el aumento de la intimidación cibernética y las amenazas que sufren las mujeres periodistas por el simple hecho de ser mujeres ejerciendo su profesión.
  • Llamamos a las empresas periodísticas y de comunicación a actuar contra las informaciones de carácter sexista y con patrones patriarcales, así como a crear manuales de estilo que refuercen la información y la comunicación con perspectiva de género sobre los derechos de las mujeres.
  • Trabajaremos para hacer posible, a través de las redes, el ‘sello con calidad de género’ dirigido a las empresas de comunicación y departamentos de prensa y comunicación de las instituciones públicas.
  • Nos comprometemos a trabajar con las instituciones que estén más cerca de la ciudadanía europea para conseguir cambios en los contenidos de los medios.
  • Constatamos la necesidad de incentivar la participación de las mujeres en los sindicatos para mejorar las condiciones de trabajo de las periodistas. La feminización del periodismo ha contribuido a su precarización, aunque los puestos de poder continúan mayoritariamente siendo para los hombres.
  • Nos comprometemos a trabajar a través de las nuevas tecnologías, con nuevas formas de comunicación por Internet, porque nos parece una vía de visibilización de las mujeres, así como una perspectiva de trabajo local y global.
  • Reclamamos el cumplimiento de los instrumentos legales internacionales al servicio de los derechos de las mujeres, como el Convenio de Estambul, la Resolución 1.325 de la ONU o el Capítulo J de la Plataforma de Acción de Beijing.

Además del Manifiesto también se han hecho los siguientes Pronunciamientos:

  • Denunciamos y rechazamos el maltrato informativo, sesgado, machista y denigrante hacia la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y exigimos que se respete el orden institucional del cumplimiento del mandato de su elección presidencial.
  • Nos pronunciamos a favor de un juicio por feminicidio en el caso de Andrea Aramayo, hija de la periodista boliviana Helen Álvarez Virreira, y denunciamos la falta de garantías judiciales que se han observado durante el caso.
  • Solicitamos la libertad para la abogada-mediadora Arantza Zulueta, que ha sido clave en el proceso de paz del País Vasco y que actualmente es una de las 46 presas políticas de un total de 400 personas presas vascas.

Valoración
Después de cuatro días de reuniones (Red Mediterránea, GAMAG-Europe y VI Encuentro Internacional), Montserrrat Minobis, presidenta de la red catalana Xipdic.cat,
ha declarado que “ha sido un éxito de participación y de organización. El balance es que hemos salido más fortalecidas y con el objetivo de llevar adelante proyectos comunes y, como recoge el Manifiesto, continuar la lucha global contra la violencia y la defensa de los derechos de las mujeres, especialmente en cuanto a la cultura de la paz, y la defensa de las mujeres migradas y refugiadas”.

 

 

Deja un comentario