Los trabajadores de TV Canaria se encierran para reclamar que la empresa se siente a negociar

Madrid, 24 de mayo de 2007.

Los trabajadores de la Televisión Canaria se han encerrado este jueves 24 en los centros de producción de Tenerife y Gran Canaria como medida de presión para que la empresa se siente a negociar el convenio colectivo. Así lo señala una nota informativa difundida por la Unión de Profesionales de la Comunicación (UPCC, miembro de la FeSP junto al SPM) y por la Federación de Comunicación y Transporte de Comisiones Obreras (FCT-CC.OO.), que añade quela productora Sociedad Canaria de Televisión Regional (Socater), encargada de los Servicios Informativos de la cadena pública, lleva días negándose a abrir un espacio de diálogo sobre la mejora de las condiciones laborales y profesionales de los 212 empleados de la TVCanaria.

En Tenerife, los trabajadores fueron desalojados por orden de la Policía a primera hora de la tarde tras denunciar la empresa la ocupación del plató; en Gran Canaria, la situación se ha complicado, ya que unas 50 personas siguen encerradas en las instalaciones y desde la empresa se impide el acceso de agua y comida a esos huelguistas. Los empleados han convocado a sus familiares para que se manifiesten a las puertas del centro de producción en El Sebadal, con el objetivo de que se permita la atención de sus necesidades básicas.

Servicios mínimos abusivos

Las asambleas de trabajadores celebradas por la mañana, previamente al encierro, también decidieron no cumplir con los servicios mínimos impuestos por las autoridades laborales a petición de la empresa. Los sindicatos ya calificaron estos servicios mínimos como abusivos y fuera de toda lógica, puesto que provocaban que en un día de huelga hubiera más personal trabajando que en una jornada normal.

Los trabajadores continuarán protestando y dando a conocer sus reivindicaciones de todas las maneras posibles en los próximos días. Desde CC.OO. y la UPCC se solicita a los responsables de esta empresa, participada de manera importante por el Grupo PRISA, que vuelva a la mesa de negociación con una propuesta seria para desbloquear la actual situación.

Ente Público, intereses privados

Por otra parte, los empleados de Socater denuncian el papel que está jugando el Ente Público Radio Televisión Canaria, que en este caso se ha puesto al lado de los intereses de la empresa que le sirve los programas y no en defensa del derecho a la información de todos los canarios. En especial, son muy criticables la actitud y elcomportamiento del actual director general de la Televisión Canaria, Daniel Cerdán, que, en lugar de tratar de mediar para solucionar el conflicto, parece estar más preocupado por evitar que el resto de los medios de comunicación de las islas se hagan eco del éxito y seguimiento de esta huelga.

Una de las cuestiones que más separa a trabajadores y empresa es el ritmo para tratar de homologar los salarios y las condiciones de trabajo de la empresa. Ahora mismo, los sueldos de estos trabajadores están un 30 por ciento por debajo de la media de otras televisiones autonómicas del Estado. También insisten los empleados de Socater en que se debe reducir el empleo precario existente, ya que más de 50 personas están sujetas a contratos eventuales continuos sin una causa objetiva para ello. La jornada de 38 horas semanales y la mejora de las condiciones de los centros de trabajo también son solicitadas por los empleados de Socater.

Deja un comentario