Los trabajadores de la televisión pública de Cataluña contraofertan un plan global ante el recorte salarial del 5%

Madrid, 2 de abril de 2011 (texto y foto SPC)

Los trabajadores de Televisión de Cataluña (TVC-TV3), perteneciente a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, han acordado en asamblea apoyar la propuesta unitaria del comité de empresa para iniciar un proceso de negociación frente al intento de la direcciónde la Corporación de rebajar los salarios un 5% en todas las empresas a cambio de mantener los puestos de trabajo.

La propuesta, que será enviada a la dirección el próximo lunes, contiene los siguientes términos:

-El acuerdo al que se llegue con la dirección deberá estar avalado por el gobierno de la Generalitat y ser la primera piedra del contrato programa que necesita la Televisión pública de Cataluña para garantizar la continuidad del modelo.

-Este acuerdo debe incluir un compromiso para el mantenimiento de todos los puestos de trabajo, incluidos los puestos estructurales que ahora desarrollan trabajadores temporales, algunos desde hace muchos años.

-También es necesario un compromiso para tener un volumen de producción interna que asegure el mantenimiento de estos puestos de trabajo y la calidad del producto.

-Transparencia absoluta en la planificación de los recursos humanos, técnicos y económicos, y también de los sueldos, para que los trabajadores podamos participar en el diagnóstico, y con propuestas. Esto incluye la revisión de las estructuras y el seguimiento efectivo de los planes de producción.

-Plazos que permitirán abordar la recuperación del poder adquisitivo perdido.

El comité de empresa de TVC recordó el pasado domingo que la dirección reconoce que no puede aplicar unilateralmente la rebaja salarial, porque vulneraría el principio de negociación colectiva, pero al mismo tiempo ha advertido de que «si no se pacta el recorte salarial no se podrá sacar adelante el proyecto actual de servicio público con toda la plantilla». Para los representantes sindicales, los términos propuestos por la dirección son “un chantaje disfrazado de petición de negociación”

Deja un comentario