Los trabajadores de ABC exigen modificaciones sustanciales del ERE para llegar a un acuerdo

Madrid, 3 de mayo de 2009 (foto Antonio Peiró)

La asamblea de trabajadores de ABC se ha reunido otro domingo más, inasequible al desaliento de un puente de cuatro días en Madrid y a los dos meses exactos que se cumplen hoy desde que la dirección presentó el ERE. Más de cien trabajadores han asistido a la reunión para informarse detalladamente del resultado de las movilizaciones y las negociaciones y para debatir las posibilidades de llegar a un acuerdo.

Según el portavoz del comité de empresa, la mediación del Ministerio de Trabajo no está permitiendo acercar posiciones porque la dirección de la empresa no rebaja sustancialmente la dureza de su plan. El mediador ha ideado un complicado “itinerario negociador” que contempla tres fases: prejubilaciones y bajas incentivadas (con la consideración de ERE abierto en cuanto al número final de trabajadores afectados); traslado de los trabajadores de talleres y recolocaciones en el Grupo Vocento y, en la tercera fase, suspensiones temporales de contratos para los restantes afectados por el expediente.

La representación sindical, después de solicitar numerosas aclaraciones sobre el “itinerario” y de que el mediador les asegurase que aceptarlo no significaba estar de acuerdo con los contenidos, ha ratificado el procedimiento lo que, necesariamente, implica que la dirección solicite otra prórroga de diez días a partir de mañana, cuando vence la primera.

“Estamos en un impasse -ha dicho el portavoz sindical a la asamblea- porque la dirección ha adaptado sus condiciones iniciales al nuevo sistema de negociación pero no las ha modificado, ni en el número de afectados (208) ni en la cantidad para indemnizaciones ni en la externalización del departamento de talleres, y ni siquiera hay garantías de que la suspensión temporal de contratos hasta diciembre de 2009 no se convierta en definitiva después”.

Así las cosas, la asamblea se ha mostrado escéptica a un acuerdo cercano porque considera que la dirección sigue empeñada en lograr el mayor número de despidos lo más baratos posible y en romper el convenio colectivo en vigor. Uno de los trabajadores ha puesto como ejemplo de condiciones asumibles el preacuerdo alcanzado en Unidad Editorial: “si nos dieran42 días por año trabajado, sin límite de mensualidades y 10.000 euros a cada uno, el acuerdo estaríamuy encaminado”.

A partir de ahora, siempre que la dirección de la empresa solicite un nuevo plazo, se incorporará a la negociación el plenario del comité de empresa.

Deja un comentario