Los sindicatos miembros del FOP llaman a la huelga general del 29-S

Madrid, 12 de julio de 2010 (comunicado del Foro de Organizaciones de Periodistas)

“La Federación de Sindicatos de Periodistas, la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión, UPIFC Sindicat de la Imatge, el Colectivo de Periodistas de CCOO y la Agrupación de Periodistas de la FeS-UGT -que conforman los sindicatos en los que están afiliados la mayoría de los periodistas de nuestro país-, llaman a los trabajadores de la comunicación a participar en la huelga general que las Confederaciones Sindicales de UGT y CCOO han convocado el próximo día 29 de septiembre en protesta por la Reforma Laboral que impulsa el Gobierno.

Las organizaciones de periodistas entendemos que, si prospera, la Reforma Laboral no creará empleo por cuanto facilita y abarata el despido. De otra parte, la propuesta del Ejecutivo aumenta el poder patronal de modificar unilateralmente las condiciones laborales y debilita la negociación colectiva, al posibilitar que las empresas apliquen descuelgues salariales incumpliendo lo pactado en los convenios colectivos.

En el ámbito de los medios de comunicación, los sindicatos de periodistas consideran que, en el supuesto de prosperar, la Reforma Laboral no sólo reduciría la calidad del trabajo estable, sino que aumentaría la temporalidad y la externalización de profesionales en condiciones abusivas.

El enquistamiento de la precariedad que afecta a un gran número de trabajadores de los medios mermaría aún más su capacidad de resistencia a las presiones patronales en el trabajo periodístico, con la consiguiente mengua de la garantía constitucional al derecho a la información de la ciudadanía

También queremos rechazar las severas políticas de ajuste económico propugnadas por la Unión Europea al dictado de los tiburones financieros, porque recortan el Estado de Bienestar tan caro de conquistar a los trabajadores europeos.

Por todo ello, el 29 de septiembre los sindicatos de todo el viejo continente nos movilizamos para seguir construyendo una Europa más social y más fuerte políticamente, donde la economía esté al servicio de los ciudadanos y no, como ocurre en el mundo al revés, que los Gobiernos estén al servicio de la especulación de los mercados.”

Deja un comentario