Los retrocesos de la reforma laboral y del recorte social

Madrid, 17 de septiembre de 2010 (comunicado del SPM)

La reforma del mercado laboral que ha aprobado el Gobierno –y que las Cortes no sólo no han mejorado, sino que han empeorado– constituye la mayor agresión contra los derechos de los trabajadores de toda la historia de la democracia española. Y, por si eso fuera poco, el Gobierno ya ha anunciado que modificará las pensiones y que estudiará la ampliación de 15 años a 20 años la cotización a la Seguridad Social para percibir la pensión.
Algunas de las medidas aprobadas, que ya están afectando a los trabajadores, son las siguientes:

1º–Despidos más baratos
Se crea un nuevo contrato de trabajo que permitirá al empresario ejecutar despidos improcedentes con una indemnización de 33 días de salario por año trabajado y un máximo de 22 mensualidades. Hasta ahora, esos despidos se indemnizaban con 45 días por año y un límite de 42 mensualidades.
De esos 33 días por año, el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) pagará 8 días y el empresario los 25 restantes. Le resulta más barato despedir y, por ello, las empresas aprovecharán para desprenderse de parte de su plantilla.
Algunos contratos pueden ser rescindidos con 20 días de indemnización.
Además, no será necesario que una empresa tenga pérdidas para poder despedir a trabajadores. Bastará con que disminuyan sus ingresos y prevea que el año siguiente también van a ser menores para que la autoridad laboral le autorice despidos con una indemnización de 20 días por año.

2º– No aplicar los convenios
Las empresas podrán descolgarse de los convenios colectivos y no aplicarlos. Bastará con que aleguen que la situación económica es mala y lo negocien con el Comité de Empresa que, en esa situación, tendrá menos fuerza para oponerse a dicha medida.

3º– Modificar las condiciones de trabajo
Las empresas tendrán muchas más facilidades para modificar las condiciones de trabajo de la plantilla (jornada, horario, trabajo a turnos…). Para hacerlo, hasta ahora tenía que llegar a un acuerdo con los Comités o delegados de personal; con la nueva reforma, lo podrán hacer tras consultar a los representantes de los trabajadores, pero sin la obligación de llegar a un acuerdo con ellos.

4º– ETT y agencias privadas
Se da mucho más poder a las Empresas de Trabajo Temporal y a las agencias privadas de colocación con ánimo de lucro. Hasta ahora, las ETT no podían ser utilizadas para contratar trabajadores en la construcción ni en las administraciones públicas. Esa prohibición desaparecerá a partir del próximo 1 de enero.

5º– Fondo de capitalización
Las indemnizaciones que paga el FOGASA dejarán de existir el 31 de diciembre de 2011. A partir de esa fecha serán sustituidas por un fondo de capitalización –aún no diseñado–, que servirá para costear despidos, financiar cursos de formación o servir como pensiones complementarias. Es peligroso, porque complementar una pensión pública es el primer paso para obligar a que haya que suscribir fondos de pensiones privados.

Deja un comentario