Los comités de Unidad Editorial rechazan la falta de negociación y diálogo de la empresa en los últimos despidos

Piden que se intente recolocar a esas personas en otras empresas del grupo y, cuando no sea posible, que aumenten las indemnizaciones 

19 de julio de 2019

Los comités de empresa y delegados de personal del Grupo Unidad Editorial han rechazado y criticado la actitud de esta compañía, que ha despedido a nueve personas en las delegaciones del diario El Mundo sin diálogo ni negociación previa y con la indemnización mínima que establece la ley (20 días de salario por cada año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades).

Todos los comités y delegados de personal de ese grupo de comunicación han enviado a las plantillas de las sociedades de la compañía el siguiente comunicado conjunto:

«Desde el año 2009 el Grupo ha sufrido tres ERE, una bajada salarial con reposición y otra bajada salarial permanente. En todas esas situaciones críticas, dolorosas y traumáticas, lo que ha caracterizado tanto a los representantes de la empresa como a los representantes sindicales, y a todas las plantillas, es el diálogo para afrontar una época difícil y de constantes cambios en la estrategia del negocio.

El miércoles y el jueves han comunicado a nueve compañeras y compañeros de las delegaciones de El Mundo (tres de Cataluña, dos de Baleares, tres de Valencia/Alicante y uno del País Vasco) que les despiden, a la vez que lo hacían a sus representantes sindicales, sin diálogo, sin escuchar sus propuestas y lo han hecho con el mínimo que marca la ley: una indemnización de 20 días por año trabajado, con un tope de 12 mensualidades.

Esta forma de actuar es un ataque directo a las delegaciones que en todos los casos se quedan al borde de la asfixia, argumentando que es por una forma nueva de organización hacia la información digital; pero el trabajo será el mismo, ya sea para papel o para la web. En otras ocasiones también redujeron plantilla pero no el trabajo, con lo que se sobrecargó a los compañeros y compañeras de trabajo. Y en esta ocasión nos tememos que sucederá igual. Es un ataque directo a las relaciones laborales, porque no se ha tenido en cuenta a los delegados sindicales.

La representación de los trabajadores le hemos trasladado a la empresa que no entendemos esta decisión y que antes de despedir debían estudiar la posibilidad de recolocar en otras empresas del Grupo. Cada pocos días desde Recursos Humanos se envía un correo donde informan de las diferentes vacantes que hay en todo el Grupo; llevamos meses viendo las mismas posiciones, porque no se cubren y no se le da la oportunidad a ninguna persona de las delegaciones.

También hemos transmitido que estas personas no pueden irse de la empresa con la indemnización que marca la ley. Siempre se ha hecho un reconocimiento a la labor de las plantillas, a su esfuerzo y sacrificio, llegando a acuerdos por encima de lo que establece la ley.

La representación sindical vamos a utilizar todos los recursos que están a nuestra disposición, jurídicos, laborales, etc, para hacer que la empresa recapacite y cambie la forma de actuar. Unidad Editorial no debe dejar de reconocer el trabajo y esfuerzo de todas las personas que han hecho y hacen, desde hace algo más de dos años con un indiscutible sobreesfuerzo laboral al no cubrir la empresa ningún tipo de salida o baja, que los diferentes productos sigan funcionando y sigamos siendo uno de los grandes grupos editoriales de España».

Deja un comentario