Libertad de expresión: las políticas de la mordaza

Madrid, 4 de julio de 2007 (foto Katja Tahja)

La libertad de expresión es uno de los derechos fundamentales porque guarda una estrecha relación con la defensa o la consecución del resto de derechos humanos. Sin embargo, en cualquier momento y lugar del planeta, de forma más o menos velada, muchas personas se han visto amenazadas, hostigadas o amordazadas a la hora de comunicar sus ideas de forma pacífica.

La censura directa o indirecta sigue siendo una realidad en muchos lugares del mundo, y no sólo en los medios de comunicación tradicionales. Ahora, con el advenimiento de la sociedad de la información, el control de las comunicaciones en Internet está a la orden del día. Se tienen noticias de represión en países como China, Vietnam, Túnez, Irán, Arabia Saudí y Siria, donde se persigue y encarcela a las personas simplemente por criticar a su gobierno, pedir democracia y mayor libertad de prensa o sacar a la luz abusos contra los derechos humanos a través de este medio.

Amnistía Internacional (AI) organiza el curso «Libertad de Expresión: las políticas de la mordaza» (9 y 10 de julio) en el marco de los Cursos de Verano en El Escorial de la Universidad Complutense. Mediante el testimonio directo de profesionales que han sido víctimas de estas prácticas en países como los del Norte de África (Túnez, Marruecos, Egipto), China, Rusia y Colombia, este curso pretende analizar el vínculo entre la libertad de expresión y el ejercicio de otros derechos.

El curso contará con la presencia de Sihem Bensedrine, portavoz y fundador del Consejo Nacional por las Libertades de Túnez; Alí Lmrabet, periodista marroquí, ex preso de conciencia de AI y colaborador de El Mundo; Gamal Eid, abogado egipcio, miembro de la organizacón HRINFO; Oksana Chelysheva, subdirectora de la Asociación para la Amistad Ruso-Chechena; Zhang Lun, periodista chino y Hollman Morris, periodista colombiano, nominado al premio libertad de expresión de la UNESCO 2007.

Deja un comentario