La SER quiere rebajar los salarios sin garantizar los puestos de trabajo

La Dirección sólo se compromete a negociar con el Comité los despidos, en el caso de que sean necesarios, y amenaza con un ERE para 300 personas si la plantilla no aprueba su propuesta

El Grupo Prisa Radio -que agrupa a la Cadena Ser y otras emisoras- quiere que la plantilla acepte rebajas salariales y otras reducciones de sus ingresos en el convenio colectivo, pero sin garantizar el mantenimiento de los puestos de trabajo.

La mayoría del Comité Intercentros ha firmado un preacuerdo, bajo la amenaza de que si no lo suscribían la empresa presentará un ERE para despedir a 300 personas y aplicará unilateralmente reducciones salariales sin negociarlas.

El preacuerdo que la plantilla va a votar el 24 de marzo, establece:

  • que el Comité desista del conflicto colectivo que planteó judicialmente porque la empresa no ha pagado el incremento del 3,9% por la subida del IPC, previsto en el convenio colectivo;
  • reducción salarial de entre el 3% y el 6,5%, a partir de los salarios brutos de 21.000 euros anuales. Esa cantidad se devolverá si el Ebitda ajustado alcanza los 50 millones de euros;
  • congelación de todos los incrementos salariales;
  • congelación del complemento por antigüedad;
  • congelación de los ascensos y los correspondientes incrementos salariales del convenio.

En el preacuerdo, la empresa explica que esos recortes obedecen a las dificultades económicas por las que atraviesa la compañía, derivadas “de la fuerte caída de ingresos” y también “de la falta de visibilidad de la evolución que a corto y a medio plazo pueda darse.

Aunque reclama esos importantes sacrificios a los trabajadores, la empresa no garantiza los puestos de trabajo. Únicamente indica que “no es su voluntad” llevar a cabo un despido colectivo “en estos momentos” y que, en el caso de que tuviera que hacerlo, se compromete a abrir un proceso de negociación con los representantes de los trabajadores, algo que exige la ley.

Tampoco se compromete a no efectuar despidos individuales, que pueden llegar al 10% de la plantilla sin presentar un ERE, y únicamente señala que, en el caso de que se produzcan, calculará las indemnizaciones sobre el salario anterior a la rebaja que quiere poner en marcha este mes.

Según el Comité, durante las negociaciones la empresa ha mantenido una actitud inflexible y ha rechazado todas las medidas alternativas que han planteado los representantes de los trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*