La plantilla de Unidad Editorial aprueba recortes

La empresa pretendía una rebaja salarial del 10%, pero ha tenido que aceptar una reducción proporcional del 3,3% al 8,5% y otras propuestas de los comités

Los trabajadores del Grupo Unidad Editorial (El Mundo. Marca, Expansión, Telva…) han aprobado en votación en urna un recorte salarial de entre el 3,3% y el 8,5% en su próximo convenio colectivo, proporcional a cada salario. La parte que se descuente en 2014 será compensada con una paga.

http://unidadeditorial.com/De las 1.369 personas del Grupo (en 2008 eran 2.200, pero ha habido más de 800 despidos incentivados) han votado 1.004 (73,33%). De ellas, 673 (67,03%) han aprobado los recortes, 275 (27,39%) han votado en contra y 56 (5,57%) lo han hecho en blanco.

Este resultado permitirá que la empresa y los representantes de los trabajadores (del Sindicato de Periodistas de Madrid y otros sindicatos integrados en la FeSP y de CCOO) continúen negociando el resto del convenio, que estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2017.

Si la propuesta no hubiera sido aprobada, la empresa había anunciado que, para ahorrar seis millones de euros anuales en el coste salarial, adoptaría las medidas que permite la ley: un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), bajadas salariales sin negociar, despidos y aplicación de los convenios colectivos sectoriales, peores que los actuales del este Grupo.

Las negociaciones se iniciaron hace cinco meses. La empresa planteó una rebaja salarial del 10% lineal para todos con independencia de lo que cobren, en vez de proporcional como se ha hecho siempre en Unidad Editorial. Los comités de empresa se negaron siempre y, finalmente, la empresa se vio obligada a aceptarlo y a admitir también otras propuestas de los representantes de los trabajadores.

El acuerdo aprobado establece, entre otros aspectos, los siguientes:

  • los salarios inferiores a 27.000 euros brutos anuales no tendrán ninguna reducción
  • a los salarios superiores a esa cantidad se les descontará el porcentaje que resulte de dividir entre 8.000 el salario bruto anual, con un tope máximo del 8,5% de descuento. Con esta fórmula, la rebaja comenzará en el 3,3% e irá en aumento de manera proporcional al sueldo de cada trabajador.
  • lo que descuenten en 2014 será compensado con una indemnización. Entre 2015 y 2017 los salarios del convenio se verán reducidos en los porcentajes aprobados, pero se negociará una retribución variable para compensar o mejorar esa reducción.
  • se sustituirá el vale de comida que recibe la mayoría de los trabajadores por un comedor de empresa, al coste de 1 euro por menú, salvo para quienes trabajen fuera de la sede que continuarán recibiendo un vale de 8 euros por día.
  • se garantiza el empleo hasta el 31 de diciembre de 2014, plazo que será ampliado si entonces aún no se ha negociado el convenio
  • la empresa estudiará las peticiones de rescisión de contratos. Las que acepte las indemnizará con 35 días de salario por cada año trabajado más 5.000 euros, con un límite de 24 mensualidades.

El 12 de junio, cuando la comisión negociadora iba a empezar a concretar algunos asuntos -tras varios meses de un trabajo técnico complejo, debido a que iban a unificar una docena de convenios muy distintos en uno único para todo el grupo-, los representantes de la empresas retiraron su propuesta anterior, plantearon una rebaja lineal del 6.25% para 2014, insinuaron que no era necesario que ese recorte lo votara la plantilla y anunciaron que la fusión de las empresas del grupo quedaba paralizada.

Los representantes de los trabajadores criticaron la actitud irresponsable de los de la empresa, que incluso llegaron a romper las negociaciones en la práctica, aunque sin decirlo oficialmente, y después tuvieron que dar marcha atrás y recomponer la situación.

Deja un comentario