La nueva Ley de Trabajo Autónomo no puede encubrir plantillas ilegales

Barcelona, 1 de julio de 2007

La Junta Ejecutiva Federal de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), reunida en Barcelona, manifiesta su preocupación porque la nueva Ley del Trabajo Autónomo pueda ser utilizada por algunas empresas de medios de comunicación para reducir los contratos temporales de sus plantillas y transformarlos en autónomos. Existe el riesgo de que los empresarios aprovechen esta norma para mantener a muchos periodistas en situación de fraude de ley como falsos «autónomos».

Igualmente, y tras las últimas elecciones, la FeSP exige a las administraciones públicas una total transparencia en la adjudicación de cualquier tipo de ayuda, subvención o contrato a los medios de comunicación. Estas colaboraciones no deben concederse a las empresas que incumplan sus obligaciones laborales y no tienen que ser utilizadas para «comprar» medios de comunicación sino para contribuir a que los ciudadanos reciban una información veraz y plural.

La FeSP también reclama las reformas legales necesarias en los mediospúblicos autonómicos en la línea de la próxima Ley de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCCMA) y de la nueva Ley de la Radiotelevisión Andaluza. Esta reforma es especialmente urgente en el caso de la Radiotelevisión de Baleares donde los partidos del nuevo Gobierno autonómico han de cumplir los compromisos adquiridos y posibilitar que IB-3 sea una televisión realmente pública, incluyendo la gestión directa de sus servicios informativos.

Por último, la Junta Federal lamenta que en la convocatoria de aspirantes a la categoría de informador de RTVE no se valore la titulación enPeriodismo o Ciencias de la Comunicación, o no se haga al mismo nivel que otras titulaciones universitarias.

Deja un comentario