La lucha de los trabajadores de la Televisión Canaria logra importantes mejoras en su nuevo convenio

Madrid, 7 de junio de 2007

Los trabajadores de la Televisión Canaria (TVC), que prestan sus servicios a través de la Sociedad Canaria de Televisión Regional (Socater), han conseguido importantes mejoras tras el preacuerdo ratificado ayer entre las partes, a pesar de haber sido ignorados por los gestores públicos de la cadena autonómica. Los empleados de la Televisión Canaria, tras realizar una de las huelgas más largas llevada a cabo en toda España en un medio de comunicación desde la llegada de la democracia, han conseguido plasmar en su nuevo convenio colectivo muchas de sus reivindicaciones. Hasta que finalmente se rubrique el texto definitivo de este convenio las jornadas de huelga previstas para estos días han sido suspendidas.

La lucha llevada a cabo por los profesionales de la televisión canaria también contribuirá a mejorar la calidad de este servicio público ya que, por ejemplo, el acuerdo supone la práctica desaparición, a lo largo de los próximos seis meses, del empleo precario existente en la actualidad en la empresa. También se ha garantizado que la contratación indefinida y estable a lo largo de la vigencia del próximo convenio no sea inferior al 80 por ciento de la plantilla.

En materia de retribuciones se mejora hasta alcanzar aumentos de la masa salarial del 5,24 por ciento este año; del 3,34 por ciento en 2008; e igual porcentaje de incremento en 2009, índices a los que se sumarán la desviaciones que experimente el IPC previsto para cada uno de estos años. La jornada de trabajo se reduce en 48 horas anuales a lo largo de los tres años de vigencia del convenio, incrementándose uno, tres y seis los días libres en cada una de las anualidades. Además, cada trabajador dispondrá de un día adicional de vacaciones.

No obstante las importantes mejoras conseguidas, los trabajadores de la Televisión Canaria seguirán realizando el mismo trabajo que sus compañeros de las otras televisiones autonómicas en condiciones muy inferiores. Los empleadosse han enfrentado a una empresa cuyo único objetivo es conseguir beneficios y que, a pesar de la huelga, ha seguido recibiendo los ingresos económicos por parte del ente público que no ha mostrado interés por la situación vivida durante el conflicto.

La mejor prueba de esta enorme desidia es que el Consejo de Administración de la Televisión Canaria, a pesar de que la huelga comenzó el 10 de mayo, se ha reunido hoy, 7 de junio, incluyendo por primera vez el conflicto laboral entre sus muchos puntos del orden del día, una actuación que sólo podemos calificar como patética.

Poco parece haberle importado este conflicto laboral y que sus causas estén en problemas de fondo que demuestran que el modelo de la Televisión Canaria hace aguas. No en vano, se dedica buena parte del dinero público, destinado a este servicio de todos los canarios, a satisfacer el ánimo de lucro de una empresa privada. Además, desde estas instancias se ha defendido que el sistema es efectivo gracias a las enormes diferencias existentes entre lo que se cobra en la Televisión Canaria y el sector en el resto del Estado.

Los trabajadores de la Televisión Canaria agradecen las múltiples muestras de apoyo de los ciudadanos y, especialmente, del resto de los compañeros de los medios de comunicación del archipiélago que han ayudado al conocimiento de los problemas en esta televisión. La mejora de sus condiciones laborales, y del servicio público para el que trabajan, ha sido posible gracias a la unión del 90 por ciento de la plantilla y al apoyo del sector dentro y fuera de Canarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*