La Ley de Seguridad Ciudadana cercena derechos fundamentales

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) pide a los diputados que corrijan el proyecto actualmente en trámite, porque limita gravemente los derechos de expresión, información y reunión

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) pide a los grupos parlamentarios que corrijan el proyecto de Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana, que actualmente tramita el Congreso de los Diputados, porque su articulado vulnera derechos fundamentales de una sociedad democrática.

Imagen de una manifestación contra La Ley de Seguridad Ciudadana, julio 2014. Vía Creative Commons, por Fermin Grodira

Imagen de una manifestación contra La Ley de Seguridad Ciudadana, julio 2014. Vía Creative Commons, por Fermin Grodira

Respecto al trabajo de los profesionales de la información, imprescindible en una democracia, el proyecto elaborado por el Gobierno es un grave menoscabo de derechos como el de expresión, el de información y el de reunión. Todos ellos están protegidos por tratados internacionales que han sido firmados por el Estado español, como la Declaración Universal de Derechos Humanos (artículo 19), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (artículo 19) y el Convenio Europeo de Derechos Humanos (artículo 10). El artículo 36.26 del proyecto de ley sanciona «el uso no autorizado de imágenes o datos personales o profesionales de autoridades o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que puedan poner en peligro la seguridad personal o familiar, de las instalaciones protegidas o en riesgo el éxito de una operación».
 
La FeSP considera que este artículo parece redactado con el objetivo de obstaculizar el trabajo de los periodistas y fotoperiodistas para que no puedan tomar imágenes de hipotéticos abusos policiales. Con su ambigua redacción abre además la puerta a decisiones arbitrarias por parte de unos funcionarios que se convierten de hecho en juez y parte al mismo tiempo. Los tribunales han reconocido de manera habitual como un ejercicio de la libertad de expresión que periodistas o ciudadanos capten imágenes de hechos que suceden en la vía pública y que en muchas ocasiones han permitido dejar constancia de graves atentados a los derechos humanos cometidos por algunos agentes de la seguridad.

También es muy preocupante la nueva tipificación de las injurias o faltas de respeto a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. Desde el máximo respeto al derecho al honor de todas las personas, es preciso indicar que diversos informes y dictámenes jurídicos apuntan que ello podría limitar la libertad de expresión, dado que la autoridad de los agentes ya está protegida en otras normativas. Una vez más, además, la ambigüedad del redactado abre la puerta a la arbitrariedad sobre lo que se podría considerar una falta de respeto o una injuria.

La FeSP rechaza rotundamente la regulación que se hace de los derechos de reunión y de manifestación porque es un evidente retroceso democrático respecto a la ley actualmente en vigor.

La Junta Ejecutiva Federal de la FeSP pide a los grupos parlamentarios que atiendan estas peticiones y otras que han formulado organizaciones como Amnistía Internacional, que apoyamos plenamente. Consideramos imprescindible que sean modificados o eliminados del proyecto de ley los artículos que limitan gravemente los derechos de de expresión, información y reunión, para evitar que España se sitúe a la cola del mundo en lo que se refiere a los derechos humanos fundamentales en una sociedad verdaderamente democrática.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*