La intransigencia de la patronal mantiene bloqueada la negociación del Convenio Estatal de Prensa Diaria

La próxima semana se celebrará una nueva reunión, y los sindicatos insisten en su convocatoria de dos jornadas de huelga mientras la parte empresarial no reconsidere su negativa a discutir mejoras

Madrid, 10 de mayo de 2019. (Comunicado de CC.OO., FeSP, UGT y CIG).

Los sindicatos que negocian el VI Convenio Colectivo Estatal del Sector de Prensa Diaria mantienen su decisión de convocar dos jornadas de huelga en las empresas afectadas por el mismo, a la espera de que la organización patronal, la Asociación de Medios de Información (AMI), reconsidere su postura de no negociar ninguna subida salarial ni otras mejoras para los trabajadores afectados por el convenio, quienes después de una década de crisis, despidos y cierres mantienen unas condiciones salariales y laborales muy alejadas de las de otras cabeceras de prensa españolas. El sueldo de un periodista en este convenio ronda los 1.100 euros mensuales, y para otros grupos profesionales es incluso inferior.

Las movilizaciones decididas por CC.OO., FeSP, UGT y CIG incluyen dos jornadas de huelga general los días 24 y 26 de mayo, coincidiendo con el último día de la campaña electoral y el día de las votaciones. Este jueves 9 de mayo, sindicatos y patronal se reunieron en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) para intentar desbloquear las negociaciones, pero la representación de AMI no planteó ninguna oferta concreta en respuesta a las peticiones de la parte sindical.

Los cuatro sindicatos, como gesto de buena voluntad para buscar una salida, aceptaron la propuesta de la patronal de posponer el acto de mediación y retomar los contactos el viernes 17 de mayo, en aras a que la patronal haga un cambio en sus posiciones que sirva para desbloquear las negociaciones. Si ese día AMI no presenta una propuesta satisfactoria que permita continuar las negociaciones, las organizaciones sindicales seguirán adelante con el proceso de movilizaciones con los dos días de huelga fijados.

Los sindicatos insisten en que estas movilizaciones son la consecuencia de unos editores de prensa que pretenden mantener un Convenio Estatal con sueldos de miseria, sin antigüedad y sin ningún tipo de revisión salarial. La patronal AMI ha rechazado de plano cualquier mejora planteada por la parte sindical, empezando por una subida salarial del tres por ciento para todos los grupos profesionales, pero también la compensación de dos días por cada festivo trabajado, el cobro del plus dominical a partir del cuarto domingo trabajado cada año o la supresión de las categorías de auxiliar y ayudante de Redacción, que en la práctica diaria no existen.

Las movilizaciones planteadas son la única salida que queda a un colectivo muy precarizado y maltratado por los despidos y por la sobrecarga horaria y de trabajo, profesionales de la prensa que mantienen sueldos de hace más de una década y que ahora han recibido el sorprendente planteamiento de AMI de incrementar el número de horas de trabajo anuales, suprimir los pocos complementos que tienen o que se facilite el descuelgue salarial del convenio para que las empresas puedan pagar incluso menos que en la actualidad.

Deja un comentario