La Inspección de Trabajo requiere a Europa Press que instale el obligado sistema de registro de la jornada laboral

El comité de empresa, del SPM, denunció el incumplimiento de esa norma tras pedir reiteradamente el inicio de negociaciones, como indica la ley, sin que la empresa hiciera nada

La Inspección de Trabajo ha requerido a la agencia de noticias Europa Press para que instale un sistema de registro de la jornada de trabajo, una medida que todas las empresas están obligadas a adoptar desde el 12 de mayo de 2019. En el caso de que no lo haga en el plazo de un mes desde que recibió la notificación, en agosto, podría ser sancionada con una multa de entre 626 y 6.250 euros, según establece la legislación.

El comité de empresa de Europa Press Noticias SA -del Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM), lo mismo que toda la representación sindical que existe en las distintas sociedades de ese grupo- solicitó reiteradamente a la empresa negociar un sistema de registro de la jornada, tal y como obliga el real decreto-ley 8/2019 de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. Como la empresa no actuó, el comité denunció en diciembre pasado ese incumplimiento ante la Inspección de Trabajo, del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Una inspectora de Trabajo visitó la sede central del Grupo Europa Press en Madrid, se reunió con su representante y comprobó «que la empresa no tiene implantado un sistema de registro de la jornada de trabajo que permita comprobar el inicio y el final de la jornada de cada trabajador», según consta en el requerimiento que ha enviado. En el caso de incumplimiento de ese requerimiento, la inspectora iniciaría un procedimiento sancionador.

En marzo de 2019, el gobierno progresista de coalición de PSOE y Unidas Podemos aprobó ese real decreto-ley, que fue convalidado posteriormente por el Congreso de los Diputados, en el que se incluyen distintas medidas para mejorar la protección social de los trabajadores y combatir la precariedad laboral. Una de esas medidas es la obligación de establecer un sistema de registro de la jornada, para evitar el fraude que suponen los muchos miles de horas que muchas personas trabajan además de su jornada laboral sin cobrarlas como extraordinarias.

Aunque esa medida es obligatoria desde el 12 de mayo del año pasado, dos meses después de su aprobación, el Ministerio de Trabajo anunció entonces que concedía un margen de tiempo a las empresas, siempre que probaran que estaban negociando con los representantes de los trabajadores. Pero ya ha transcurrido más de un año desde entonces y todavía existen muchas empresas, entre ellas del sector periodístico, que no han instalado aún un sistema de control de la jornada laboral de su plantilla.

 

 

Deja un comentario