La FIP urge a acabar con la violencia, el acoso y la discriminación contra las periodistas

Su Conferencia de Género se solidarizó en Santander con el movimiento #LasPeriodistasParamos y con las protestas contra la manipulación en RTVE

29 de mayo de 2018

La Conferencia de Género apoyó los #ViernesNegros contra la manipulación en RTVE (©Jeremy Dear/FIP).

La Conferencia de Género de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) lanzó el pasado fin de semana en Santander un llamamiento global a la acción para acabar con la violencia, el acoso y la discriminación que sufren las informadoras y comunicadoras en todo el mundo. La reunión a mitad de mandato del Consejo de Género de la FIP aprobó la Declaración de Santander, que urge a tomar medidas contra la violencia de género que alcanza al menos a la mitad de las mujeres periodistas y contra la brecha salarial y la mayor precariedad laboral que afecta a ese colectivo, así como a hacer realidad la igualdad de oportunidades en el acceso a puestos de responsabilidad.

La Conferencia se solidarizó con el movimiento #LasPeriodistasParamos –cuyo Manifiesto de apoyo a la huelga feminista del 8 de marzo fue firmado por más de 8.000 informadoras–, e hizo visible su respaldo a las protestas contra la manipulación en Radiotelevisión Española en la foto de familia junto al Monumento a la Libertad de Expresión en el recinto de la Magdalena, en la que las personas participantes en la reunión vistieron de negro como hacen los viernes las periodistas de RTVE.

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) estuvo representada en la Conferencia por sus dos integrantes del Consejo de Género de la FIP, la vicesecretaria de la FeSP, Lola Fernández Palenzuela, y el secretario general del Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM), Manu Mediavilla. El encuentro fue organizado por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE, cuyo nuevo presidente, Nemesio Rodríguez, acudió a saludar a las personas reunidas) a través de la Asociación de Periodistas de Cantabria (APC), que está representada en la dirección del Consejo de Género de la FIP por María Ángeles Samperio. En la Conferencia participó también Comisiones Obreras, otra de las organizaciones españolas que pertenecen a la FIP. Esta subrayó su compromiso con el Consejo de Género con la presencia de Jeremy Dear, secretario general adjunto de la Federación Internacional de Periodistas. Al encuentro acudieron otras organizaciones como UNI Women y Gamag Europa.

El encuentro del Consejo de Género de la FIP, dirigido por su copresidenta Mindy Ran, reunió a periodistas de todo el mundo, desde Pakistán y Kuwait hasta Perú y Estados Unidos, pasando por una mayoritaria presencia europea de países como Rusia, Alemania, Reino Unido, Italia. Portugal y España. La FIP representa a más de 600.000 periodistas de 149 países.

Tanto en la reunión del Consejo de Género como en la ponencia inaugural de la experta en género Pilar López Díez y en los paneles de debate, se abordaron algunos temas claves para las profesionales de la información y la comunicación –brecha salarial, violencia y acoso, mujeres en asociaciones y sindicatos de periodistas– que sirvieron para elaborar colectivamente la Declaración de Santander, que también puede consultarse en inglés. El texto va más allá de las condenas –a la violencia, la precariedad y la discriminación– y de las demandas –leyes integrales de igualdad de derechos y oportunidades, trabajos y salarios dignos, fin del techo de cristal, legislación eficaz contra el acoso, perspectiva transversal de género en la propia FIP y sus organizaciones–, e incluye numerosos compromisos para hacer realidad la igualdad de género: más participación y liderazgo femeninos, campañas contra el ciberacoso y para promover el periodismo de investigación, mejorar las comunicaciones internas y externas de la FIP, formar y sensibilizar a mujeres y activistas sindicales, intensificar las relaciones con el movimiento sindical mundial y las organizaciones internacionales –OIT, ONU– para proteger a las periodistas…

La experta Pilar López Díez, que destacó el amplio protagonismo juvenil en las movilizaciones feministas del 8 de marzo, animó a desafiar los estereotipos que perpetúan la discriminación de las mujeres, a cuidar el lenguaje igualitario y a incorporar la perspectiva de género en la actividad periodística cotidiana. En las informaciones sobre violencia machista, sugirió poner el foco en el agresor para desmontar falsos tópicos exculpatorios.

FeSP: “Hacer red” y conseguir un cambio cultural

Desde la Federación de Sindicatos de Periodistas, Lola Fernández Palenzuela denunció que la pobreza también se ha feminizado en el periodismo, donde cada vez hay más mujeres freelances en condiciones precarias, muchas de ellas sin contrato, sin vacaciones y sin cotización a la Seguridad Social. Además de apostar por la formación, abogó por extender los planes de igualdad a las empresas pequeñas y por establecer protocolos contra el acoso sexual y el ciberacoso. La vicesecretaria general de la FeSP consideró imprescindible “hacer red, acompañarnos mutuamente” y apoyar a las redes de mujeres periodistas.

Manu Mediavilla apuntó la necesidad de pasar de las estadísticas a las propuestas de solución, y señaló que hace falta un cambio cultural, no solo leyes, para acabar con la desigualdad y la brecha salarial. Estas son con frecuencia producto de las que llamó “las cuotas de los hombres”, que deciden los ascensos y los complementos salariales en entornos privados ‘de amiguetes’ como las gradas de los estadios o las canchas de tenis. Además, remachó el secretario general del SPM, “vamos con retraso”, y ya no bastan los convenios ni la negociación colectiva, que no cubren al cada vez más mayoritario colectivo freelance.

Deja un comentario