La FeSP rechaza los recortes sociales que benefician a los causantes de la crisis

Madrid, 13 de mayo de 2010 (comunicado de la FeSP)

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), como las demás organizaciones de trabajadores, comprueba con estupor e indignación cómo la refundación del capitalismo. de la que se ha hablado tras la crisis económica mundial, no es otra cosa que una profundización en el desequilibrio y la injusticia social.

El Gobierno español, agotada su tímida resistencia, ha claudicado ante las presiones de los poderes financieros mundiales al igual que los de otros países.

Las medidas que ha anunciado el Gobierno para reducir el déficit público representan un recorte en el gasto social que va a recaer, sobre todo, en los pensionistas, las personas dependientes y los trabajadores más precarios. Por el contrario, los causantes de la crisis van a salir reforzados.

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), presente en un sector laboral que está sufriendo la crisis con dureza –más de 3.000 profesionales se han quedado sin trabajo en los dos últimos años–, expresa su rechazo a esa propuesta porque no va a servir para crear empleo.

El Gobierno, proclamado socialista, no ha anunciado ni una sola medida que afecte a la banca y a las entidades financieras, que tienen buena parte de la responsabilidad de esta crisis, ni tampoco reformas fiscales que permitan recaudar más dinero de forma progresiva y proporcional a los ingresos.

Por el contrario, por primera vez en la historia ha decidido rebajar el sueldo a los empleados públicos en un 5% como media, una medida que es aceptada por una parte de la población por la demagogia de su exposición pero que es profundamente injusta.

En muchas empresas de comunicación ha habido despidos y planes de ahorro, que aún están en marcha, que han reducido los salarios de los trabajadores. A ello se añaden ahora las medidas del Gobierno, lo que hará todavía más precaria la situación de unos trabajadores que ya lo son.

Para mayor desasosiego, ante esta bofetada a los valores del estado del bienestar; el PP, principal partido de la oposición, proclama que él habría adoptado antes esas mismas medidas.

La Junta Ejecutiva Federal de la FeSP expresa su rotundo rechazo a estas medidas y reitera que si el Gobierno concede ayudas a las empresas de medios de comunicación, como prepara, lo haga sólo a cambio de que garanticen el mantenimiento de los puestos de trabajo.

Deja un comentario