La FeSP reafirma su apoyo a los Consejos Audiovisuales y alerta de la desinformación interesada sobre sus competencias

Madrid, 12 de febrero de 2006. (Comunicado de la Junta Ejecutiva Federal de la FeSP).

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) expresa su total apoyo a los Consejos de lo Audiovisual y lamenta que, por desconocimiento o por otros intereses, se hayan difundido informaciones falsas sobre las competencias de estos órganos reguladores de un sector tan importante para el derecho a la información de la ciudadanía.

El Consejo del Audiovisual de Cataluña, que ha sido objeto de descalificaciones por cumplir con su trabajo, no se dedica ni se va a dedicar a comprobar si es verdadera la información que difunde un medio de comunicación, en contra de lo que se ha dicho. Su misión consiste en velar por que esas informaciones sean veraces en el sentido señalado en reiteradas ocasiones tanto por el Tribunal Supremo como el Constitucional: el periodista debe trabajar para contrastar la noticia que va a transmitir.

Además, la FeSP hace un llamamiento a todos los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados para que aceleren la tramitación del Estatuto del Periodista Profesional, en el que se prevé crear un Consejo de la Información que tendría funciones similares a las de los Consejos de lo Audiovisual en todos los medios de comunicación.

La Junta Ejecutiva Federal de la FeSP, reunida en Madrid, también ha acordado condenar con toda rotundidad los ataques perpetrados contra la sede del diario ‘El Mundo’ en Bilbao y la emisora Radio Nacional en Vitoria, así como la convocatoria con un lema amenazante de una concentración ante la sede de la emisora COPE en la capital alavesa. La libertad de información y el pluralismo son valores fundamentales en una democracia, y las discrepancias con la línea editorial de un medio pueden ser debatidas con la palabra, pero no con amenazas ni ataques a sus sedes. Los profesionales de esos medios tienen todo el derecho a trabajar en libertad y a no ser objeto de amenazas.

Asimismo, la FeSP condena los recientes despidos de profesionales de la emisora pública Catalunya Ràdio, que han sido comunicados a las personas afectadas sin negociar con el Comité de Empresa y con el argumento de llevar a cabo una reconversión del canal cultural de esa emisora que no es conocido ni ha sido aprobado por el Consejo de Administración de la Corporación Catalana de RTV.

La FeSP reitera su apoyo a los trabajadores de Radiotelevisión Española en la defensa de sus puestos de trabajo y de todos sus centros territoriales. Los responsables del Ente Público no pueden hablar de reajustes ni cambios cuando todavía no ha sido puesto en marcha el nuevo modelo de medios de comunicación públicos que prometió el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*