La FeSP plantea a los candidatos electorales tres condiciones para garantizar el derecho a la información de la ciudadanía

Madrid, 23 de febrero de 2004. (Comunicado de la Junta Ejecutiva Federal de la FeSP).

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) se ha dirigido a los cabezas de lista de las candidaturas que se presentan a las elecciones legislativas para plantearles tres temas básicos para garantizar el derecho de la ciudadanía a la información, que exige acabar con la precariedad laboral y profesional de los periodistas. Se trata de tres propuestas con consecuencias no sólo para los trabajadores de la información, sino para el conjunto de la sociedad, en la medida que garantizan los derechos constitucionales y fortalecen la democracia.

*** Estatuto del Periodista Profesional. Para acabar con la total desregulación de una profesión que elabora la información, que no es una mercancía y que exige garantías profesionales para su libre ejercicio, hay que legislar como en la mayoría de países europeos esos derechos: acceso profesional, código deontológico, cláusula de conciencia, secreto profesional, derechos de autor, Comités Profesionales o de Redacción…

*** Regulación Laboral de los Periodistas. La regulación laboral de los informadores es condición necesaria para su profesionalidad. Cerca del 40% de la profesión son periodistas “a la pieza”, sin contrato y obligados a hacerse “autónomos” como si no trabajaran por encargo de los medios. Como la patronal del sector no admite su inclusión en el ámbito personal de los Convenios estatales de Prensa Diaria y No Diaria, sólo desde el legislador puede ser amparada su situación, cuya precariedad influye decisivamente en la calidad de la información.

*** Un modelo democrático de Medios Públicos de Comunicación. Urge ya una reforma del Estatuto de Radiotelevisión de 1980 para acabar con el control gubernamental de todos los medios públicos (estatales, autonómicos y locales), de forma que se cree un Consejo del Audiovisual que controle los contenidos y el pluralismo de la RTV pública; se elija a los directores generales de esos medios (incluido el de EFE) a través del consenso o por mayoría cualificada en el Parlamento, y con criterios de capacidad e independencia; se dote de competencias empresariales a los Consejos de Administración y se elija a sus miembros por los mismos criterios y no por cuotas políticas; y se dote a los trabajadores de los medios públicos de Estatutos de Redacción o de Información, con sus consiguientes Comités Profesionales o de Informativos, para garantizar los derechos profesionales a ser respetuosos con la deontología periodística.

Estos tres puntos los proponemos a los candidatos y a la sociedad para garantizar el derecho fundamental a una información veraz y plural, base de una opinión pública formada e informada, y de toda sociedad democrática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*