La FeSP pide al Congreso que regularice la situación de 400 contratados en RTVE

Madrid, 15 de junio de 2005. (Comunicado de la Junta Ejecutiva Federal de la FeSP).

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) espera que el Congreso de los Diputados pida al Gobierno, tal y como comparten la mayoría de los grupos parlamentarios, que resuelva la situación de más de 400 trabajadores de RTVE que llevan muchos años contratados para realizar obras y servicios concretos pero no se les aplica el convenio colectivo vigente. Aunque esos contratos sean legales, no son justos. Y la discriminación que sufren esos trabajadores con el resto de la plantilla es bien clara.

(Leer información complementaria del 31 de mayotitulada “Plantilla esclava paralela… también en la pública”)

Esta situación es una muestra más de la precariedad laboral que sufren los trabajadores en general, y los de los medios de comunicación de manera especialmente grave. En el caso de RTVE, muchas personas llevan más de 10 y 15 años contratados para un trabajo específico, pero realizan tareas como si fueran de plantilla, con una única diferencia:no se les aplica el convenio colectivo.

Desde que comenzó esta legislatura, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya Verds (IU-ICV) y el Partido Popular (PP) han presentado diversas iniciativas parlamentarias sobre este asunto. Fruto de ellas fue, en diciembre pasado, que la Comisión de Control de RTVE pidió al Gobierno que iniciara un proceso para regularizar la situación de esos trabajadores, teniendo en cuenta las recomendaciones que hiciera el comité de sabios en su informe sobre la reforma de RTVE. En ese informe, dado a conocer en febrero, los expertos solicitan expresamente al Ejecutivo que regularice esos contratos y que sólo los autorice para casos plenamente justificados.

Por fin se preocupa el PP

El PP ha presentado una propuesta para que el Congreso inste al Gobierno a cumplir el acuerdo de diciembre pasado. La FeSP celebra que el Partido Popular se preocupe ahora por la situación de esos trabajadores, aunque lamenta que no lo hiciera durante los ocho años que gobernó, porque, de haberlo hecho, el problema estaría resuelto hace tiempo.

Esta Federación de Sindicatos de Periodistas pide al PP que aplique el mismo criterio en IB3 y Canal Nou -las televisiones autonómicas de las Islas Baleares y la Comunidad Valenciana, respectivamente-, donde el cúmulo de problemas laborales y profesionales es cada día más escandaloso.

Si España contara con un Estatuto del Periodista Profesional y una Ley de Derechos Laborales de los profesionales de la información, como tienen los países de nuestro entorno, sería mucho más difícil que se dieran situaciones como las tres citadas. Por eso, la FeSP espera que todos los partidos del Congreso aprueben el proyecto de ley de Estatuto Profesional que tienen en tramitación.

Deja un comentario