La FeSP denuncia el afán de algunos partidos por controlar la información electoral

Madrid, 24 de febrero de 2008 (comunicado de la FeSP, ilustración Antonio Peiró)

De forma creciente, ante cada proceso electoral, la más importante preocupación de algunos partidos políticos parece ser cómo limitar el libre ejercicio profesional del periodismo en la cobertura informativa de las campañas. Como consecuencia de esa actitud se vulnera el derecho a la información de la ciudadanía.

El triste episodio de la negociación entre PSOE y PP para preparar los debates en televisión entre sus máximos líderes es una muestra más de que esos partidos aún creen que son ellos los dueños de la información y de que no tienen prejuicios en despreciar a los medios públicos que son propiedad de todos los españoles.

La fijación arbitraria de los bloques electorales en los medios de titularidad pública por la Junta Electoral Central (JEC), que carece de competencias para hacerlo, es un insulto y un menosprecio a la capacidad y honestidad de los profesionales de la información de esos medios. Esta actuación ha sido denunciada por varios colectivos profesionales, denuncia a la que se suma la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP).

Por otro lado, los principales líderes políticos o sus asesores exigen a los medios, entrevistas y debates pactados en los que pretenden imponer incluso hasta los ángulos que deben captar las cámaras, lo que convierte a los periodistas en meros espectadores de esos “mítines particulares”.

Esos mismos asesores, en su afán por controlar las imágenes que llegan al espectador; ponen trabas al trabajo libre de las cámaras de los medios y ofrecen a las televisiones su señal institucional de los mítines. En muchos casos, las empresas periodísticas aceptan emitir esas imágenes, con lo que se convierten en meras correas de transmisión de la información que les facilitan los partidos. Esto supone traicionar la misma libertad de prensa que dicen defender, por la comodidad y el ahorro económico que esto les representa.

Ante este lamentable espectáculo, la Federación de Sindicatos de Periodistas recuerda a todos los partidos políticos que la información es un derecho de la ciudadanía, que es su dueña; que los periodistas son los mediadores necesarios entre la información y la sociedad, y que el respeto a ese derecho fundamental exige que nadie ponga límites a la independencia profesional de los informadores.

Es necesario que terminemos de una vez por todas con este bochornoso espectáculo.

Junta Ejecutiva Federal de la
Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP)

Deja un comentario