La FeSP condena y rechaza que la Jefatura Superior de Policía de Madrid obstaculice el trabajo de los periodistas

Madrid, 6 de julio de 2012.(Comunicado de la Junta Ejecutiva Federal de la FeSP).

La Jefatura Superior de Policía de Madrid ha investigado reuniones y conversaciones de un subinspector con dos periodistas del diario ‘El Mundo’ y de ‘ABC’, porque sospechó que ese agente les facilitaba información sobre sucesos sin que fuera controlada oficialmente por el gabinete de prensa.

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) condena y rechaza esta actuación, porque atenta contra la libertad de expresión y contra el derecho de los periodistas a recabar información de interés general.

Los responsables policiales tienen el derecho y la obligación de actuar contra cualquier agente cuando consideren que ha cometido una infracción o un delito –el departamento de Asuntos Internos de la Jefatura madrileña elaboró un informe en el que imputa al subinspector un delito de revelación de secretos–, pero no pueden hacerlo obstaculizando el trabajo de los periodistas, como han hecho en este caso.

Un juez autorizó intervenir el teléfono de ese agente, por lo que han sido grabadas sus conversaciones con los periodistas, además de fotografiarles mientras estaban reunidos con él. Incluso llegaron a llamar por teléfono a una periodista de ‘La Razón’ para que acudiera a declarar en dependencias policiales como testigo, simplemente porque había publicado información sobre el informe referido al citado subinspector.

La FeSP lamenta que haya sido el propio gabinete de prensa de la Jefatura Superior de Policía el que pidió que se investigaran las relaciones de ese subinspector con periodistas, para impedir que les diera información, cuando su tarea debería ser exactamente la contraria: facilitarles la máxima información siempre y con total transparencia, como corresponde a un Estado social y democrático de Derecho.

Esta Federación pide al ministro del Interior que adopte las medidas necesarias para evitar estas actuaciones por parte de algunos mandos policiales. Además, debería pensar en poner a periodistas al frente de los gabinetes de prensa policiales, para que actuaran con criterios profesionales a la hora de facilitar información a los medios, siempre con los controles que sean necesarios para que no se vean perjudicadas las investigaciones policiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*