La FeSP condena los ataques del PP a los medios públicos

Expresa su preocupación por una reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana que puede obstaculizar el trabajo de los periodistas

Participantes en la reunión

Participantes en la reunión

Madrid, 1 de diciembre de 2013. (Comunicado de la Junta Ejecutiva Federal de la FeSP).

El cierre de la Radio Televisión Valenciana (RTVV), acordado y llevado a la práctica con urgencia por el Gobierno autonómico que preside Alberto Fabra, ha sido el último y más grave atentado del PP contra un medio de comunicación público y supone un ataque directo al derecho de información y al pluralismo .

La Junta Ejecutiva Federal de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), reunida este fin de semana en Madrid, reitera su rechazo a esta antidemocrática decisión y espera que la ciudadanía de la Comunidad Valenciana obligue a su Gobierno a poner en marcha de nuevo una radiotelevisión pública adecuada a sus necesidades, bien gestionada y no utilizada con fines partidistas como han hecho hasta ahora los sucesivos gobiernos.

La FeSP lamenta, asimismo, que la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y su sucesor, Ignacio González, estén dispuestos a cerrar la radiotelevisión pública madrileña, Telemadrid, si los tribunales dan la razón a las trabajadores en la reclamación que tienen pendiente.

La FeSP también expresa su solidaridad a los trabajadores de la radiotelevisión de Andalucía, Canal Sur, que van a soportar un nuevo recorte del 5% en sus salarios, y a los del Grupo Zeta, a los que han anunciado importantes recortes salariales y de derechos adquiridos durante años, que se suman a los que les han aplicado en los últimos años y a los numerosos despidos llevados a cabo en el grupo.

Esta solidaridad se extiende a la plantilla del Grupo G+J, que está negociando más despidos, y a todas las empresas de medios de comunicación que  hacen recaer los efectos de la crisis económica sobre sus trabajadores. Es lamentable que esas empresas apliquen, como única respuesta, recortes de salarios y derechos y disminución de las plantillas.

La Junta Ejecutiva Federal de la FeSP condena el cierre de LaTele.cat, una televisión comunitaria que emitía en Cataluña, que pone en evidencia la necesidad de regular legalmente las radios y televisiones del tercer sector, a las que deben  conceder una parte justa y equilibrada de las licencias para emitir.

La FeSP muestra su preocupación por el proyecto de modificación de la Ley de Protección sobre la Seguridad Ciudadana que ha preparado el Gobierno, porque puede poner en peligro el trabajo de los informadores en las manifestaciones y protestas de la ciudadanía.

Asimismo, esta Junta Ejecutiva Federal se solidariza de nuevo con los familiares, compañeros y amigos del periodista Marc Marginedas, secuestrado en Siria desde hace tres meses mientras realizaba su trabajo, y exige su liberación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*