La Federación de Sindicatos de Periodistas apoya la huelga feminista del 8-M

Anima a las mujeres periodistas y comunicadoras a no realizar sus actividades informativas, ni tampoco las tareas de cuidados, del hogar y de consumo

26 de febrero de 2018. (Comunicado de la Junta Ejecutiva Federal de la FeSP).

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) y sus sindicatos apoyan la huelga feminista laboral, estudiantil, de cuidados y de consumo del próximo 8 de marzo, porque es un paso importante para demostrar que “si paran las mujeres, se para el mundo”, y para conseguir una sociedad más justa, donde mujeres y hombres estén en un plano de igualdad real y donde se pueda erradicar todo tipo de violencias hacia las mujeres.

La FeSP anima a todas las mujeres en general, y a las de los medios de comunicación en particular, a secundar la huelga general o los paros parciales y a participar en los actos y manifestaciones convocadas ese día, para visibilizar el trabajo que realizan las mujeres, denunciar la brecha salarial, luchar contra la discriminación de género y decir ‘NO’ a las violencias machistas y asesinatos de mujeres.

Las trabajadoras que quieran ejercer su derecho constitucional a la huelga, estén sindicadas o no, no tienen que avisar previamente a sus empresas ni sufrir represalias por parar, porque ha sido convocada legalmente ante la autoridad laboral: la Comisión 8 de Marzo –integrada por más de un centenar de organizaciones feministas– y los sindicatos CGT y CNT han convocado huelga de 24 horas (desde las 0:01 a las 23.59 horas); CC.OO. y UGT han convocado paros de dos horas por turno, de 11:30 a 13:30 horas y de 16:00 a 18:00 horas.

Esta huelga feminista, convocada internacionalmente en más de 70 países con el lema “Si nosotras paramos, se para el mundo”, está inspirada en la que se llevó a cabo en Islandia en 1975, que fue secundada por el 90% de las mujeres de ese país. Las organizaciones feministas dirigen la convocatoria a las mujeres, porque pretenden que se vea lo que pasará si ellas dejan de acudir a sus trabajos, de realizar las tareas de cuidados y del hogar a las que tradicionalmente se denominó “sus labores”, de acudir a los centros de enseñanza y de consumir.

Los hombres no tienen prohibido secundar la huelga o los paros parciales, porque eso sería ilegal, pero el objetivo de esta convocatoria es una huelga para las mujeres que evidencie el trabajo que realizan en la sociedad. Por ello, los colectivos feministas piden a los hombres que apoyen esta movilización encargándose de las tareas que las mujeres no realizarán (cuidado de hijas e hijos y personas mayores que necesiten asistencia, entre otras), desconvocando los actos o eventos que tengan previstos para ese día, cubriendo los servicios mínimos asignados a sus compañeras de trabajo en las empresas donde legalmente sean necesarios, asistiendo a las manifestaciones y actos en un segundo plano y sin protagonismo, etc.

La Federación de Sindicatos de Periodistas subraya que es muy importante que el día 8 de marzo no se vean mujeres periodistas y comunicadoras en las redacciones de periódicos, televisiones, emisoras de radio, agencias y gabinetes de comunicación, y que no divulguen ni publiquen informaciones firmadas por ellas, porque así se pondrá en evidencia la importancia que tienen en ese sector.

Deja un comentario