La Federación de Sindicatos de Periodistas rechaza la reorganización impuesta en Efe

Madrid, 13 de octubre de 2009 (comunicado de la FeSP)

La dirección de la agencia Efe ha anunciado una reorganización de sus delegaciones en España, sin negociar previamente con el Comité de Empresa. El plan no respeta algunas cláusulas de su Convenio Colectivo y, si se lleva cabo, obligará a trasladar de provincia a algunos trabajadores y a despedir a quienes no acepten ese cambio.

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) expresa su rechazo a estas imposiciones autoritarias, muestra su solidaridad y apoyo a todos los trabajadores de esta empresa y a sus representantes sindicales y les anima a que no acepten estas medidas sin un diálogo previo para buscar un acuerdo.

El plan prevé, entre otras cosas, que algunas delegaciones actuales de Efe se transformen en «subdelegaciones», que contarán con un subdelegado y dos redactores, o en «oficinas permanentes», en las que trabajará únicamente una persona de plantilla y el resto serán colaboradores. Esto obligará a despidos indemnizados, porque habrá trabajadores que no podrán trasladarse a otra ciudad por razones familiares.

Esta medida se produce unos meses después de que los responsables de Efe decidieran obligar a sus más 650 corresponsales en España a registrarse como trabajadores autónomos dependientes, a pesar de que muchos no lo son y otros en realidad son falsos autónomos o plantilla encubierta, como han reconocido ya varios jueces en sentencias recientes favorables a los trabajadores que han demandado a la empresa.

La agencia ha prescindido de los corresponsales que se han negado a firmar que son autónomos dependientes, muchos de ellos después de llevar 10, 15 e incluso 20 o más años al servicio de Efe.

La agencia Efe, como cualquier otra empresa, tiene todo el derecho a reorganizar su actividad para adecuarla a las demandas de los clientes y optimizar sus recursos, pero no puede imponerlo sino negociarlo, porque supone un cambio sustancial en las condiciones de trabajo.

La dirección de la agencia ha afirmado que adopta esta decisión después de dialogar durante meses con sus delegados, pero no lo ha hecho con el Comité de Empresa, único órgano que representa legalmente los intereses de la plantilla.

La FeSP, una organización que tiene entre sus objetivos la defensa del derecho a la información y de los intereses de los profesionales, muestra su preocupación por estas medidas porque suponen una precarización del trabajo y, en consecuencia, un deterioro en la calidad de la información de la cuarta agencia de noticias del mundo, la número uno en lengua española.

La Junta Ejecutiva Federal de la FeSP hace un llamamiento al Gobierno y a los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados para que, dentro de sus competencias, estudien la manera de abordar este asunto en el futuro proyecto de Estatuto de la Agencia Efe.

Junta Ejecutiva Federal de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP)

Deja un comentario