La dirección internacional del gratuito “Metro” comunica la quiebra de su filial española

Madrid, 29 de enero de 2009

Han pasado 43 días desde la firma del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supuso el despido de 22 trabajadores y 6 bajas voluntarias, de una plantilla de 118 profesionales, y otros sacrificios como la congelación salarial, un nuevo esquema de trabajo y el cierre de algunas cabeceras. No ha sido suficiente para la propietaria internacional que ha ordenado la pasada tarde la suspensión total de actividades de su filial en España y el cese de la totalidad de la plantilla, excepto en las ediciones de Valencia, Alicante y Castellón, que no le pertenecen.

Abogados de la firma que lleva sus intereses en España han comunicado personalmente a los trabajadores de Madrid, Barcelona y Sevilla (los únicos centros que permanecían abiertos después del ERE) la situación y que se consideren de vacaciones remuneradas hasta que se solucione el expediente de quiebra. En la redacción de Madrid la dirección ha pedido que permanezca un retén rotatorio de apoyo a las ediciones valencianas.

Metro comenzó a editarse en España en el año 2001 y, según la dirección internacional, tenía un millón ochocientos mil lectores. La dirección internacional considera que el colapso publicitario hace inviable el proyecto para sus accionistas por lo que ordena el cierre de la filial española y buscará otras áreas que den beneficios a los propietarios.

Deja un comentario