La dirección de Unidad Editorial plantea a los trabadores la necesidad de ahorrar 30 millones de euros ante la crisis

Madrid, 29 de enero de 2009 (foto Antonio Peiró)

La dirección de Unidad Editorial ha convocado una reunión en Madrid de todos los representantes sindicales de las plantillas del grupo para explicarles la crisis general de las inversiones publicitarias en medios de comunicación y anunciar la necesidad de recortar 30 millones de euros “en masa salarial si no somos capaces de encontrar otras alternativas”, según Luis Enríquez, director general de prensa del grupo.

Los 86 representantes sindicales que han acudido al encuentro, celebrado en un hotel de Madrid, han escuchado una larga intervención de este directivo que ha repasado la evolución de la compañía desde 1999, “cuando Internet apenas era un invento”, mientras una pantalla a su espalda recogía una serie de gráficos titulados Una historia de éxito en la gestión. No obstante el título, su intervención ha derivado rápidamente hacia el presente y el futuro de crisis. Enríquez ha explicado las actuaciones realizadas hasta el momento para reducir gastos y ha señalado que “todo lo que se podía hacer al respecto ya se ha hecho. Sólo queda por recortar el gasto salarial: 30 millones de euros al año”. No ha especificado cómo se realizará ese recorte pero ha indicado que la voluntad de la dirección es “no reducir los puestos de trabajo y buscar medidas de ahorro antes de llegar a los despidos”.

A pesar de las constantes dudas expresadas por los representantes de los trabajadores sobre lacompra del Grupo Recoletos, a la que achacan buena parte de la crisis de Unidad Editorial (“la compra no ha sido una decisión de los trabajadores, que vamos a pagar las consecuencias, sino de los directivos”, ha dicho uno de ellos), Luis Enríquez ha reiterado que ha sido un éxito y una medida que ha permitido afrontar en mejores condiciones la situación actual. La carga financiera de la operación es de 60 millones de euros este año.

Los trabajadores han elegido una comisión de 11 miembros que en representación de los distintos comités de empresa y delegados de personal recibirán a partir de ahora información más detallada y debatirán las medidas que se puedan adoptar. La primera reunión está convocada para el 3 de febrero.

Deja un comentario