La dirección de la Agencia Efe debe rectificar radical y urgentemente su plan de ajuste

Madrid, 15 de diciembre de 2009 (comunicado FeSP)

Los trabajadores de la Agencia EFE no confían en la dirección de la empresa a la hora de buscar soluciones a los problemas creados por la situación económica general y a los que genera la actitud irresponsable de la propia dirección. Están hartos de imposiciones durante meses en asuntos cruciales como estatus de los corresponsales, reorganización de delegaciones, introducción del periodismo multimedia y convenio colectivo.

Ahora se afronta un plan de ajuste económico en circunstancias similares. La confianza de los trabajadores sólo puede ser recobrada si la dirección demuestra capacidad negociadora, voluntad de llegar a acuerdos y propuestas que impliquen a toda la empresa, incluidos, y para empezar, directivos y cargos de confianza.

No es el camino que está siguiendo la dirección de la Agencia Efe. Proponer la congelación salarial a toda la plantilla durante cuatro años (2009-2012) y la supresión de la paga de febrero (consolidada en convenio) y mantenerel abono de la retribución por incentivos al centenar de directivos y cargos de confianza es, más que una tomadura de pelo, un abuso intolerable. Elevado al cuadrado en una empresa pública.

La dirección de la Agencia Efe debe rectificar radical y urgentemente su plan de ajuste. Es lo que pretenden los representantes de los trabajadores con la convocatoria de paros de dos horas por turno mañana 16 de diciembre. La junta ejecutiva federal de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) respalda esta acción y hace un llamamiento para que sea secundada.

Es indigno del sistema democrático que la salida de la crisis se haga exclusivamente con los sacrificios de los trabajadores y chantajista amenazar con despidos si no se acepta ésta imposición. Pero la actitud del presidente de la agencia, Alex Grijelmo, tiene también responsables superiores en la administración pública y en el Gobierno que, con su silencio, están dejando hacer las cosas de esta forma impresentable, o ilegal, como están demostrando reiteradas sentencias de los tribunales en el caso de los colaboradores-corresponsales.

El Gobierno no puede ni debe seguir haciendo declaraciones de corte socialdemócrata frente a la crisis y cuando llegan los momentos concretos dejar que se instalen las opciones más derechistas, neoliberales e insolidarias. El Gobierno es responsable del funcionamiento de los medios públicos y de la calidad de sus informaciones, lo que equivale a decir que es responsable de la calidad de la democracia.

Junta Ejecutiva Federal de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*