Juicio contra el fotoperiodista Raúl Capín: la fiscalía pide dos años de cárcel

La Policía fue a detenerlo a su domicilio semanas después de cubrir dos manifestaciones, y el fiscal pide dos años de cárcel

Raúl Capín (foto Hugo Atman).

Raúl Capín (foto Hugo Atman).

18 de enero de 2016

El fotoperiodista Raúl Capín va a ser juzgado mañana martes, 19 de enero, acusado de “atentado a la autoridad”. El fiscal, que solicita una pena de dos años de cárcel, le atribuye una supuesta agresión a una policía durante una manifestación de las Mareas Ciudadanas el 23 de febrero de 2013. Él lo ha negado en todo momento y asegura que estaba allí para cubrir la manifestación para los medios con los que colabora: Diario Independiente Digital (DID) y Mundo Obrero.

El juicio de este martes 19 se celebrará a partir de las 10.45 horas en la sala de lo penal de los juzgados de Julián Camarillo, 11, 4º, en Madrid.

Capín, afiliado al Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM), tiene pendiente otra acusación por “desórdenes públicos”, en este caso relacionada con incidentes sucedidos el 25 de abril de 2013 mientras realizaba su trabajo profesional en la convocatoria “Asedia el Congreso”.

El 22 de mayo de 2013, tres meses después de la primera protesta y un mes después de la segunda, varios policías se presentaron en su domicilio, lo esposaron y lo trasladaron a dependencias policiales, en las que permaneció durante unas 30 horas. Ese mismo día también fue detenido en su domicilio el fotógrafo Adolfo Luján, que colabora con Spanish Revolution.

Tras producirse las detenciones en mayo de 2013, el Sindicato de Periodistas de Madrid y la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) exigieron la inmediata libertad de Capín y Luján y que la Justicia aclarase los hechos con la máxima urgencia. El SPM y la FeSP subrayaron que los agentes policiales, en su tarea de mantenimiento del orden público, no deben obstaculizar el trabajo de los informadores, sino facilitar su labor para que puedan cumplir con su obligación constitucional de informar verazmente a la ciudadanía.

Ambas detenciones provocaron en su día protestas y concentraciones de fotoperiodistas en las que denunciaron los cada vez más frecuentes obstáculos a su trabajo informativo por parte de algunos agentes de policía. Tales barreras perjudicaban sobre todo a fotoperiodistas freelances y de medios de comunicación modestos.

Capín, Luján y el resto de periodistas que suelen cubrir las convocatorias de los movimientos sociales se han quejado repetidamente de que en medios como ABC, La Razón, El Mundo o Telemadrid hayan sido identificados o señalados en diversas ocasiones como “falsos fotoperiodistas”, “fotógrafos infiltrados en las manifestaciones” o “manifestantes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*