Jornadas de huelga en Antena 3 TV los próximos 29 y 30 de marzo

Madrid, 16 de marzo de 2006

Los trabajadores denuncian que la empresa, con unos ingresos netos en 2005 de 857 millones de euros (142.592 millones de pesetas), mantiene congelados sus salarios desde 2004 y paralizada la negociación de su convenio iniciada hace más de quince meses, «durante los cuales la representación de los trabajadores ha llevado a la mesa ocho propuestas que han sido rechazadas de plano aun cuando suponían para la empresa un gasto menor que el desembolsado en forma de gratificaciones de diferente cuantía repartidas caprichosamente.»

La negativa de la empresa de llegar a un acuerdo con el Comité viene motivada, no por un problema económico, sino por algo que ellos llaman «un planteamiento conceptual novedoso», frase tras la que se esconde la voluntad empresarial de modificar las relaciones laborales hasta tal punto que quedara anulado el Convenio Colectivo y fuera sustituido en la práctica por pactos individuales que no hubiera más remedio que aceptar, nos gusten o no.

Para llegar hasta ahí, la empresa plantea no consolidar las retribuciones y pagar solo a través de incentivos por el cumplimiento de unos objetivos misteriosos, mientras los salarios nunca crecerían, lo cual implica la pérdida de poder adquisitivo de todos los trabajadores. En esta misma línea, se persigue la congelación o supresión de los complementos salariales (entre ellos, la antigüedad) y la inhabilitación de la progresión salarial o posibilidad de subida de nivel dentro de la categoría profesional.

Deja un comentario