Indignación de los trabajadores de El Mundo por el “caso Sostres”

Madrid, 18 de noviembre de 2010

Más de cien trabajadores de El Mundo han respaldado con su firma un comunicado en el que rechazan los comentarios de Salvador Sostres en el programa “Alto y claro” de Telemadrid y se declaran abochornados de que sea columnista en el periódico donde, dicen, “hace apología de la mayor de las vilezas en cada texto”. Este es el comunicado íntegro:

“Los trabajadores de El Mundo y El Mundo.es queremos hacer público nuestro más absoluto rechazo y consternación por las palabras vertidas por el opinador de este diario Salvador Sostres.

La última arcada estomagante del individuo ha tenido lugar en el programa ‘Alto y Claro’ de Telemadrid, donde el sujeto, aprovechando una pausa publicitaria, se muestra una vez más abiertamente sexista y racista, babea hablando de «sexos recién rasurados» y «jovencitas en su punto», y tiene palabras de desprecio para los niños marroquíes que habían acudido como público.

Los abajo firmantes nos abochornamos de que un sujeto así tenga cabida en este medio y entendemos que no podemos permanecer callados. No por lo que esta vez ha dicho en privado (que también), sino por lo que suele verter en público.

Defendemos la libertad de opinión de todos y cada uno de los columnistas del periódico y la web, creemos que El Mundo ha de ser un periódico plural, pero asistimos pasmados e impotentes ante la deriva pseudodelictiva de un escribiente que -con deliberada pirotecnia provocativa- no sólo daña los principios fundacionales de este diario, sino que hace apología de la mayor de las vilezas en cada texto.

Sostres ha escrito que Maragall era adicto a la bebida y que el alcohol mermaba su capacidad mental. Sostres ha escrito que «el talento es algo connatural al hombre como la belleza a la mujer». Sostres ha escrito sobre los muertos de Haití que «el mundo hace limpieza» y que «sólo los mejores perduran». Sostres ha escrito que la joven muerta en la atracción del Tibidabo falleció porque a los pobres les gusta lo cutre. Sostres ha escrito que los abusos sexuales de la Iglesia a los menores son «indemostrados y a menudo indemostrables», «leves». «’Es que me destrozaron la infancia’, dicen muchos. Hombre, ¿no crees que es un exceso si como mucho te tocaron el culo?»…

Los trabajadores de este medio pedimos a la dirección de la empresa que reflexione si todo esto casa con lo que es, o pretende ser, El Mundo”.

Por su parte, Salvador Sostres ha escrito en su blog en catalán: “No haré grandes comentarios sobre el vídeo que ayer se hizo público porque era una conversación privada que ha sido robada y exhibida, y entiendo que eso es inaceptable. También creo que el contenido de la conversación no tiene ninguna importancia, lo que es secundario y muy menor al lado del hecho principal de que nadie tiene derecho a meterse en las conversaciones y la vida de los demás. La difusión que se le ha dado me parece lamentable, tanto por hacer el juego a los que hacen este tipo de cosas como por el escándalo que ha causado una normalísima conversación entre amigos, insisto que privada y en el tono en el que se tienen estas conversaciones privadas, sobre el tipo de cuerpos que nos gustan o nos dejan de gustar. La izquierda mediática española y catalana tiene que ir muy escasa si esta es su manera de buscar notoriedad. Estoy acostumbrado a servir de espejo de tanta indigencia moral e intelectual”.

Deja un comentario