I Congreso de la FeSP: Resoluciones

Apoyo al Estatuto Profesional y a la Ley de Derechos Laborales

El I Congreso de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) ha acordado expresar su rotundo apoyo a la tramitación de un Proyecto de Ley de Estatuto del Periodista Profesional en el Congreso de los Diputados, complementado por una Ley de Derechos Laborales, porque es la única manera de garantizar que se va a cumplir el derecho de la ciudadanía a recibir información veraz.

Un derecho fundamental como éste no puede ser regulado por un acuerdo entre las partes –los periodistas y las empresas– sino por los representantes de la soberanía popular mediante una ley. Se ha demostrado hasta la saciedad que la autorregulación no resuelve los problemas de los periodistas, lo que lleva a permitir que se trabaje en unas condiciones de precariedad que hacen imposible el cumplimiento del derecho fundamental a recibir información veraz.

Encargo de elaboración de un Programa de Acción Sindical

El I Congreso de la FeSP insta a la Ejecutiva entrante a que elabore un programa de acción de las tareas sindicales de la Federación para los próximos cuatro años, teniendo en cuenta la aplicación de las recomendaciones contenidas en las ponencias referidas a la coordinación sindical, extensión y visibilidad de la FeSP. La Ejecutiva pondrá especial énfasis en la coordinación de la labor de nuestros delegados sindicales y en la acción conjunta de las Secretarías básicas, que en esta fase incluirán Organización, Acción Sindical y Servicios. Este programa de acción deberá estar elaborado para enero de 2006.

Acciones urgentes para garantizar unas ‘buenas prácticas’ estudiantiles

La experiencia de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) en relación con los problemas derivados de las prácticas de los estudiantes de Ciencias de la Comunicación en empresas del sector nos permite hacer un retrato de situación que, sin ser tan negativo como el de unos años atrás, tampoco es tan positivo como nos gustaría.

Actualmente, algunas facultades (pocas) han modificado sus convenios con las empresas y establecido criterios acordes con el objetivo esencial de las prácticas, que no es otro que aprender, no trabajar. Pero tales casos son excepciones a la regla, ya que otras facultades y centros no universitarios se mantienen a la expectativa, como auténticos buitres, para ver si pueden ocupar las plazas de prácticas que dejan libres los centros que rompen las cadenas de prácticas en el periodo de verano. En este objetivo están contando con la complicidad de algunas empresas, que quieren seguir explotando a los estudiantes para ahorrarse sueldos y sustituciones.

Existen, por último, otros centros que expresan de cara a la galería su conformidad con la decisión de establecer periodos de exclusión de prácticas, pero, luego, cual Pilatos, se lavan las manos y no ponen ningún impedimento a las prácticas individuales que los propios alumnos gestionan a través de Oficinas de Prácticas de las Universidades y centros no universitarios, con cobertura del seguro escolar incluida.

El problema de las prácticas de estudiantes es muy grave, y aunque tiene muchas peculiaridades territoriales (no todas las soluciones sirven para todos los lugares), exige acciones urgentes. Por ello, el I Congreso de la Federación de Sindicatos de Periodistas apoya las siguientes:

– Que desde la FeSP se inicie una campaña decidida para que el tema de las prácticas se convierta en caballo de batalla de las secciones sindicales y de los comités de empresa en los que tiene representación y que se recoja su regulación en los convenios colectivos.

– Que la FeSP piense en cómo adaptar las posibles soluciones a este problema (ya apuntadas en el documento sobre prácticas aprobado por su Ejecutiva hace algunos meses) a la realidad de cada territorio.

– Que se inicien sin demora conversaciones con todas las universidades y centros no universitarios de cada autonomía representada en la FeSP para, de aquí al próximo Congreso de la Federación, establecer los criterios de las prácticas.

– Que desde la FeSP se critique y se presione públicamente tanto a las empresas que explotan a los estudiantes (en ocasiones con la complicidad inconsciente de los mismos), como a aquellas universidades y centros no universitarios que olvidan la ética y permiten esos abusos empresariales, que no se limitan al sector privado y son tanto o más flagrantes en los medios públicos.

– Que desde la FeSP se inicien contactos con los sindicatos de estudiantes y con las asambleas de las facultades de Ciencias de la Comunicación para convencerles de la necesidad de que, también desde el frente estudiantil, se exija una correcta regulación de las prácticas y para iniciar un proceso de colaboración con aquellos que en pocos años serán colegas en las redacciones.

– Que desde la FeSP y/o desde los sindicatos que a ella pertenecen se contacte con el Ministerio de Educación y con la Consejería correspondiente de cada autonomía en la que estamos implantados, para plantearles el problema y lograr que se impliquen en la solución, puesto que las prácticas en empresas dependen de estos departamentos.

– Que desde la FeSP y/o desde los sindicatos que a ella pertenecen se contacte con el Ministerio de Trabajo y con la Consejería correspondiente de las autonomías en las que estamos implantados para pedirles que hagan de mediadores/intermediarios con las empresas, universidades y centros no universitarios a fin de crear foros (junto con los sindicatos y la propia Administración) en los que se hable de las prácticas y se busquen soluciones entre todos.

– Que desde la FeSP se apoye de manera decidida y pública a las universidades y centros no universitarios que quieren hacer las cosas bien y que pretenden que las prácticas sean unas buenas prácticas desde el punto de vista ético y del aprendizaje profesional.

Defensa del servicio público esencial de RTVE y Efe

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) expresa su compromiso en la defensa del servicio público esencial que ejercen RTVE y la agencia Efe. El Congreso de la FeSP exige al Gobierno y a todas las fuerzas políticas que agilicen la resolución de la reforma para garantizar su modelo de viabilidad y gestión profesional, sin merma de su condición de medios plurales e independientes ni recortes de plantilla.

Satisfacción por el proceso para dotar a Efe de Estatuto de Redacción

El I Congreso de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), celebrado en Madrid el 28 de mayo de 2005, felicita a los trabajadores y trabajadoras de la Agencia Efe por haber logrado, después de muchos años de reivindicación, iniciar el proceso para que la agencia de noticias se dote de un Estatuto de Redacción, y les anima a concluir con éxito la redacción de este documento, su aprobación final en referéndum y su puesta en marcha tras la elección de un Consejo Profesional que lo aplique.

Divulgar las vinculaciones de los Medios y Grupos de Comunicación

El I Congreso de la FeSP asume la siguiente Resolución del II Congreso del SPA: «El II Congreso del Sindicato de Periodistas de Andalucía insta a la Federación de Sindicatos de Periodistas de España a que haga pública a través de Internet y de todos aquellos medios que considere oportunos una información actualizada sobre las vinculaciones económicas, políticas o de cualquier otro tipo de los propietarios y gestores de los medios y de los grandes grupos de comunicación, públicos o privados que puedan influir en su línea editorial. El SPA considera esta información de vital importancia para que la ciudadanía pueda saber en todo momento quién está detrás de los medios de comunicación».

Rechazo al proceso de designación de miembros del CAV de Andalucía

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) rechaza tajantemente el proceso utilizado para la designación de los miembros del Consejo Audiovisual de Andalucía y responsabiliza de ello al conjunto de los partidos políticos, que no han sabido hacer frente al reto de poner en marcha un órgano vital para el control del sistema audiovisual andaluz y garantizar que los medios de comunicación, públicos o privados, sean un verdadero servicio público.

La FeSP y los Sindicatos que la integran han defendido siempre la necesidad de Consejos Audiovisuales, tanto de ámbito estatal como autonómico, con la autonomía, independencia y prestigio necesarios para garantizar la autoridad de sus decisiones.

En el caso andaluz, esas condiciones quedan en entredicho, toda vez que desde los partidos políticos el único interés demostrado ha sido el reparto de los puestos en el Consejo Audiovisual, en un nuevo ejemplo de distribución de cuotas de poder y olvido de la defensa de los derechos ciudadanos.

Poco prestigio se le puede adjudicar a un órgano cuyos miembros no pueden desprenderse de la duda de la adscripción política, frente a lo que debiera ser su indiscutible valía personal y profesional.

La FeSP ha manifestado reiteradamente sus críticas al sistema que rige en órganos como la mayor parte de los Consejos de Administración de los medios públicos, donde la toma de decisiones está supeditada a cuestiones partidistas por encima de razones profesionales.

Consideramos que la situación a la que han llevado los partidos políticos al Consejo Audiovisual de Andalucía supone un ataque directo a su independencia y a la propia imagen de la institución, que queda maltrecha aun antes de su nacimiento.

Por todo ello, la FeSP reitera su rechazo a la forma en la que se está llevando a cabo la designación de los miembros del Consejo Audiovisual de Andalucía y pide a los partidos políticos que recapaciten respecto a su actuación, a fin de que este órgano sirva realmente para el fin para el que está propuesto, que no es otro que garantizar el sistema audiovisual andaluz, tanto público como privado, bajo los criterios de calidad, profesionalidad y responsabilidad exigibles en una actividad de su importancia social.

Preocupación por la sentencia del TSJ de Madrid sobre el ‘caso Frechoso’

El I Congreso de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) expresa su preocupación por la agresión al derecho fundamental a la libertad de expresión que supone la sentencia sobre el “caso Frechoso” dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, cuyo ponente ha sido el juez Miguel Moreiras, expulsado en su día de la Audiencia Nacional por irregularidades en el ejercicio de su labor.

Resulta particularmente grave y preocupante para toda la profesión que ese Tribunal justifique, por un lado, que las empresas periodísticas puedan limitar a sus trabajadores el ejercicio de la libertad de expresión cuando existen discrepancias entre la línea editorial y las opiniones de los informadores, y avale, por otro, que los profesionales de la información estén sometidos a un grado de jerarquezación y disciplina interna similar al de los funcionarios de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

La doctrina del Tribunal Constitucional establece claramente que la relación laboral no puede implicar, en modo alguno, la privación de los derechos que la Constitución reconoce a los ciudadanos, y que la libertad de empresa no legitima la limitación de las libertades públicas. El propio TC ha reiterado que el derecho a la información y a la libre expresión está reforzado en el caso de los periodistas e incluye un valor de libertad que lo sitúa de forma preferente frente a otros derechos fundamentales, como proyección del funcionamiento del Estado democrático.

La FeSP confía, por ello, en que el Alto Tribunal, al que ha recurrido en amparo Francisco Frechoso, rectifique un fallo que afecta al corazón mismo de la profesión periodística, porque pone en riesgo su ejercicio en condiciones de libertad, dignidad e independencia, y socava uno de los pilares básicos sobre los que se asienta la democracia.

Sí a IB3, no a PP3 (condena de un ‘despido político’ en la RTV balear)

La FeSP condena el despido político de la periodista Araceli Bosch en IB3, la radiotelevisión autonómica balear. La periodista, de reconocida trayectoria profesional, fue la voz corporativa elegida por la radio autonómica para iniciar sus emisiones. Meses después, la empresa concesionaria de los informativos, dirigida por el ex jefe de prensa del presidente Jaume Matas, prescinde de sus servicios alegando que “no ha superado el período de pruebas”, sin detallar ninguna razón concreta. Su salida obedece en realidad a la militancia de su madre en una organización vecinal crítica con la destrucción territorial promovida por el Govern balear en el entorno del Monestir de La Real.

Esta manera de proceder confirma que el modelo de IB3 no es el de un medio público, profesional y plural, sino al servicio de espúreos intereses del partido que gobierna la Comunidad Autónoma de las Illes Balears.

Exigencia al Govern balear de retirada de los “cursos de formación” que degradan la profesión periodística

La FeSP denuncia la precarización de la profesión periodística promovida desde el Govern balear. La Consejería de Trabajo y Formación, a través del Servicio de Ocupación (SOIB), ha ofertado cursos de formación para redactores en prensa, radio y televisión. La Administración autonómica pretende ‘convertir’ en periodistas a jóvenes desempleados, prioritariamente menores de 25 años, con estudios de COU o Bachillerato, en el plazo de tan sólo dos meses y medio.

La FeSP exige al Govern balear que retire estos cursos, que coinciden con la puesta en marcha de IB3, y que contrate en el Ente Público a profesionales titulados o de experiencia acreditada. Si el Govern quiere contribuir a mejorar la formación de la profesión periodística, la FeSP está abierta a colaborar en este fin, a través del Sindicat de Periodistes de les Illes Balears (SPIB). Sin embargo, no puede tolerar que desde instancias públicas se promueva el intrusismo profesional ni esta degradación de la labor periodística.

¿Organizaría el Govern cursos de formación de dos meses para que jóvenes con el título de Bachillerato operasen en la red hospitalaria balear? ¿O para que dieran clases en los centros educativos? Los periodistas trabajamos con la información, un bien muy valioso en las sociedades democráticas. Esta responsabilidad exige profesionales formados, con criterio y respetuosos con los deberes deontológicos.

Por la integración de los periodistas inmigrantes, en igualdad de condiciones, en los Medios

El I Congreso de la Federación de Sindicatos de Periodistas considera necesario que la FeSP establezca contactos con los periodistas inmigrantes y con las empresas periodísticas, a fin de iniciar un proceso de convergencia y de favorecer su integración en los medios de comunicación del Estado, en igualdad de condiciones que el resto de profesionales y sin discriminaciones de ningún tipo. Todo ello enriquecerá a la FeSP y facilitará el proceso de asociación y la representación de este colectivo.
Quedan por determinar las características y tareas de este proceso de convergencia, por lo que se encarga a la nueva Ejecutiva que coordine acciones con los Sindicatos miembros de la FeSP.

Apoyo a la huelga en la CRTV de Galicia

La FeSP expresa su apoyo a la huelga que mantienen los trabajadores de la Compañía de Radio e Televisión de Galicia (CRTVG), especialmente a los trabajadores sin contrato fijo, y pide al Ente Público gallego que respete el mandato constitucional de todo trabajador a manifestarse libremente sin que eso suponga represalias por parte de la Dirección de CRTVG.

Respaldo a los paros parciales en Catalunya Ràdio

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) manifiesta su total apoyo a los trabajadores de Catalunya Ràdio, en huelgas parciales desde hace dos semanas, en demanda de la equiparación salarial con sus compañeros de TV3, tal y como sucede en la gran mayoría de radiotelevisiones autonómicas y en RTVE.

Las primeras movilizaciones ya han conseguido los primeros frutos, como es que la Dirección General de la CCRTV se avenga a negociar pese a que se mantienen los paros parciales para el mes de junio.
Como corean los compañeros: “¡Majó, equiparació!”.

Deja un comentario