Europa Press despide a otros 16 trabajadores y «La Razón» a nueve

Estas empresas han preferido rescindir contratos en vez de aplicar un ERTE para evitar los despidos, como han hecho la mayoría de los medios de comunicación

El Grupo Europa Press ha despedido a 16 trabajadores de su sede central en Madrid, con el argumento de que va a proceder a una «reestructuración organizativa». Con estos despidos son en total 28 los contratos que ha rescincido esta empresa en los ocho últimos meses. El diario La Razón, del Grupo Planeta, ha despedido a nueve personas de Madrid y las delegaciones, alegando «causas económicas y organizativas».

Ambas empresas podían haber aplicado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), con los beneficios económicos que eso conlleva, como han hecho la mayoría de las empresas periodísticas. El Gobierno aprobó diversas medidas para facilitar los ERTE, y los sindicatos -entre ellos, la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), a la que pertenece el SPM– los han apoyado y negociado porque eran la manera de evitar los despidos. Pero ni el Grupo Europa Press ni La Razón han querido aplicar un ERTE y han optado por los despidos por sorpresa.

El comité de empresa y los delegados de personal del Grupo Europa Press -del Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM)– han expresado su «profundo rechazo a la decisión adoptada, así como el malestar por el hecho de que la empresa se ampare en una restructuración para despedir a 16 personas cuando el Grupo Europa Press no registra pérdidas económicas actualmente».

Esos representantes de los trabajadores han denunciado que la empresa incumple el Estatuto de los Trabajadores, algo que ha hecho también en ocasiones anteriores, porque no les ha solicitado el preceptivo informe que deben emitir cuando la empresa se dispone a llevar a cabo una reestructuración  de la plantilla.

En un comunicado enviado a toda la plantilla del grupo, sus representantes sindicales explican que «en la última reunión sobre resultados económicos con los representantes de los trabajadores, Europa Press nos transmitió que la situación no requería la adopción inmediata de medidas negativas como recortes o despidos (tras los siete ceses en Corazón ese mismo mes) y se comprometió, una vez más, a consultar con el comité y los delegados antes de proceder con recortes para que pudiéramos plantear alternativas distintas a los despidos».

Indican, asimismo, que «ni una sola vez Europa Press ha aceptado estudiar medidas alternativas antes de proceder con despidos y se ha limitado a comunicar los despidos que decide ejecutar». Cada vez que ha habido despidos, el comité y los delegados han pedido que se estudiaran medidas alternativas y la empresa siempre les ha dicho que lo haría, pero nunca ha cumplido ese compromiso.

«Además del incumplimiento de su propia palabra, lamentamos que la empresa proceda a despedir a 16 personas (el mayor número de despidos en los más de 50 años de historia de la agencia) cuando la plantilla sigue sometida a las dificultades y restricciones derivadas de la pandemia del coronavirus y en pleno periodo vacacional», añaden en el comunicado.

En La Razón, el comité de empresa -del Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM)- ha enviado un comunicado a la plantilla en el que afirma que «el despido de nueve compañeros, en la mayoría de los casos con una larga trayectoria y un fuerte compromiso con la empresa, genera malestar y desconfianza sobre el futuro del proyecto”.

Estos despidos se producen un año y medio después de que se pactara una reducción de salarios para toda la plantilla y tan solo meses después de una serie de ascensos dentro de la redacción. En el comunicado añaden que la empresa ha transmitido a los representantes de los trabajadores la existencia “de un plan de reorganización, vinculado a un nuevo impulso para la web”.

El comité ha reclamado más información sobre ese plan para «una plantilla que lleva cuatro meses trabajando a ciegas, desde su casa, sin contacto en muchos casos con los responsables. Una situación que genera incertidumbre y dudas sobre muchos aspectos”.

El SPM y la FeSP han mostrado su solidaridad y apoyo a los trabajadores de ambas empresas, y han ofrecido sus servicios jurídicos a las personas despedidas.

Deja un comentario